Creadores de Mercado: Economía espera ampliar fondeo y acotar la emisión

Finanzas

El programa, respaldado por el FMI, arrancará en agosto. Apunta a estirar plazos y estabilizar precios y tasas. "Ayudará a mejorar el volumen de las colocaciones", dijo Ramiro Tosi

Embarcado en su objetivo de ampliar el fondeo del Tesoro vía deuda y acotar la dependencia de la asistencia financiera del Banco Central en momentos de mayor tensión financiera preelectoral, el Gobierno pondrá en marcha en agosto el renovado programa de Creadores de Mercado. Con esta iniciativa, que fue acordada con el Fondo Monetario Internacional, el equipo de Martín Guzmán apunta a llevar más liquidez a los títulos públicos y estabilizar sus precios y tasas. “Debería ayudar a mejorar tanto el volumen de las colocaciones como el plazo de las mismas”, dijo el subsecretario de Financiamiento, Ramiro Tosi, a Ámbito en un encuentro con periodistas.

El programa fue discutido en Venecia con la misión del FMI y, durante el propio viaje, las secretarías de Hacienda y Finanzas lo reglamentaron a través de una resolución conjunta publicada en el Boletín Oficial. Se trata de una nueva versión de un programa similar que había lanzado Cambiemos en 2019 pero que se frustró antes de estar operativo cuando el entonces ministro Hernán Lacunza defaulteó la deuda en pesos.

https://twitter.com/Martin_M_Guzman/status/1414274442583289870

La iniciativa, que había sido anticipada por este diario, consiste en designar como creadores de mercado (CM) o market makers a determinados bancos y agentes de Bolsa (Alycs) que estén interesados en participar. Sus funciones serán las de participar activamente las colocaciones primarias de deuda del Tesoro y mantener de forma permanente en el mercado secundario posturas de compra y venta de los activos, con el objetivo de dar certidumbre sobre los precios e incrementar la liquidez de los títulos públicos.

Los CM tendrán dos obligaciones centrales: por un lado, participar en las licitaciones primarias de Finanzas en un promedio trimestral del 1,5% del monto colocado; y, por otro, mantener posturas tomadoras y colocadoras por al menos el 60% de la rueda (tres horas) y de los instrumentos elegibles, y operar al menos el 1,5% del volumen negociado diariamente.

Como contrapartida, cuando en las licitaciones la demanda supere el monto de colocación autorizado, estos podrán participar de una segunda vuelta por hasta un total del 20% adicional adjudicado en la primera vuelta. En esa segunda instancia, que se realizará al día siguiente, se mantendrá la tasa de corto de la primera ronda. En un principio, el programa abarcará solo a los instrumentos del tramo corto -las Ledes, Lepase y Lecer-, pero luego se prevé ampliarlo a los Boncer y otro títulos más largos.

https://twitter.com/Economia_Ar/status/1414936440304189443

“Es una forma de tener mayor liquidez ya que los inversores que entren, en caso de necesitar rebalancear sus carteras y vender, podrán conseguir contrapartes. Esto va a reducir la volatilidad de los precios. Creemos que puede generar una mayor participación de los agentes locales”, enfatizó el secretario de Finanzas, Mariano Sardi. Los funcionarios dejaron entrever que el 20% adicional que podrán ingresar los CM es una pista de cuánto financiamiento adicional podría recibir el Tesoro cuando el programa tome cierto dinamismo. Aunque rápidamente aclararon que no manejan estimaciones ni metas concretas en estos momentos.

La iniciativa forma parte de un conjunto de herramientas craneadas por el Gabinete económico para intentar ampliar el fondeo del Tesoro vía deuda y reducir la asistencia directa del Central. Ya se puso en marcha la medida que habilitó a los bancos a integrar encajes con títulos públicos y Ámbito reveló que el BCRA estudia crear un mercado de futuros de estos instrumentos para fomentar la participación de fondos comunes de inversión. En lo que va del año, el mix de financiamiento del déficit resultó equilibrado, pero los abultados vencimientos de deuda ($1,2 billones en el tercer trimestre) plantean un desafío para el objetivo de Guzmán de evitar que la emisión monetaria supere el 60% de las fuentes financieras para evitar tensiones adicionales sobre el dólar.

Según los funcionarios, en Argentina existe un gran colchón de liquidez. Entre fondos money market, cuentas remuneradas en bancos, Pases y Leliq, hay unos $6 billones que no tienen uso productivo. La intención es que el programa ayude a canalizar parte de esos pesos hacia el financiamiento del fisco. Justamente por eso es que cuenta con el apoyo del FMI.

Esta semana habrá nuevas conversaciones con los agentes del mercado y próxima comenzará la inscripción para los interesados en participar como CM. En agosto comenzará un período de evaluación de los aspirantes que durará tres meses y durante el cual ya estará en funcionamiento el programa. Distintas fuentes del mercado consultadas por este medio se mostraron interesadas en el programa.

Temas

Dejá tu comentario