Cómo queda la carrera entre inflación y plazos fijos tras la suba de tasas

Finanzas

La autoridad monetaria elevó la tasa nominal anual mínima para los plazos fijos hasta el 39%. En términos efectivos, el rendimiento anual sería del 46,8%.

El Banco Central (BCRA) decidió esta semana ajustar al alza las tasas de interés de política monetaria "para reforzar las condiciones de estabilidad macroeconómica". Dentro de este paquete de medidas, la autoridad monetaria elevó la tasa nominal anual mínima para los plazos fijos hasta el 39%, una cifra que todavía parece insuficiente para ganarle a la inflación estimada para este año.

En paralelo, la entidad que conduce Miguel Ángel Pesce subió hasta el 40% la tasa que rige para las Letras de Liquidez (Leliqs) a 28 días que se le ofrecen a los bancos.

"Algunos analistas toman la Tasa Nominal Anual (TNA) y la comparan con la inflación anual. Lo correcto sería usar la Tasa Efectiva Anual (TEA). Por ejemplo, no es correcto comparar la TNA de las Leliqs con la inflación anual. Debería usarse el 48,3% de TEA", aclaró Jorge Carrera, vicepresidente segundo del BCRA.

Esto es así porque los instrumentos no permanecen quietos durante todo el año sino que van rindiendo intereses de acuerdo a sus vencimientos, los cuales se van capitalizando a medida que se renuevan las inversiones.

En ese sentido, vale decir que la TEA para los plazos fijos es de 46,8%. Sin embargo, el sector privado espera una inflación del 54,8% en 2022, de acuerdo con el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM). Por lo tanto, si se cumple esta predicción, la tasa seguiría siendo negativa en términos reales.

Carrera expresó que el desempeño en términos reales de los instrumentos de ahorro en pesos depende de cómo se pronostique la inflación. El funcionario remarcó que a la hora de proyectar habría que determinar "cuánto influye endogenamente la nueva tasa en la inflación futura, cuál es la relación de la tasa con el tipo de cambio, cómo se ponderan eventos que van a ocurrir a nivel local e internacional, y cómo el modelo de pronóstico capta estos puntos o si es un esquema mayormente inercial".

Si la persona coloca un plazo fijo por primera vez, ahora obtiene un retorno mensual del 3,25%. El número sería inferior a la inflación que hubo en diciembre (3,4% según las estimaciones privadas), aunque este es un mes en el cual los precios suelen crecer por encima de la media por motivos estacionales.

Se trata de "un paso muy pequeño en un largo camino hacia la normalización monetaria y financiera", dijo Alberto Ramos, analista de Goldman Sachs.

El Central también aumentó la tasa para los plazos fijos mayoristas (Badlar) hasta el 37% en términos nominales y hasta el 44% en términos efectivos. Además, determinó la eliminación progresiva de los pases pasivos a siete días y creo una nueva Leliq a 180 días, con una TNA del 44% y una TEA del 48,9%.

Fuentes del mercado consultadas por Ámbito proyectaron que los bonos a Tasa Badlar serán probablemente los instrumentos en pesos más demandados a partir de la suba de tasas.

Dejá tu comentario