Wall Street cayó por reportes de ganancias y malos datos de la economía en EEUU

Finanzas

El Promedio Industrial Dow Jones perdió un 0,7%, a 33.044,56 unidades; el índice S&P 500 cedió un 0,8%, a 3.898,85 unidades; y el Nasdaq Composite cayó 1% a 10.852,27 unidades.

Los principales índices de Wall Street cayeron este jueves 19 de enero arrastrados por el temor de una recesión en base a malos datos de desempeño de la actividad económica en Estados Unidos, mientras que las menores solicitudes de seguro de desempleo cayeron a pesar del aumento de los despidos en las empresas tecnológicas.

En la jornada, el Promedio Industrial Dow Jones perdió un 0,7%, a 33.044,56 unidades; el índice S&P 500 cedió un 0,8%, a 3.898,85 unidades; y el Nasdaq Composite cayó 1% a 10.852,27 unidades.

Procter & Gamble reportó ganancias trimestrales más bajas de lo esperadas y sus acciones bajaron un 0,80 %.

El presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, dijo este miércoles que a pesar del enfriamiento de la inflación el banco central debería seguir aumentando rápidamente las tasas de interés hasta que superen el 5 % para evitar que regresen las presiones inflacionarias.

Las ventas minoristas de diciembre en Estados Unidos registraron su mayor caída en un año, mientras que la producción manufacturera tuvo su mayor desplome en casi dos años, ya que el encarecimiento de los préstamos afectó a la demanda de bienes.

Aun así, varias autoridades de la Reserva Federal dijeron que las tasas deben subir por encima del 5%, a pesar de que la inflación muestra signos de haber tocado techo y la actividad económica se está desacelerando.

Las solicitudes iniciales de beneficios estatales por desempleo bajaron en 15.000 a 190.000 a nivel desestacionalizado para la semana que terminó el 14 de enero, dijo este jueves el Departamento de Trabajo. Se trata de su menor nivel desde septiembre.

Parte de la sorpresiva caída en las solicitudes probablemente se debió a los continuos desafíos para ajustar los datos a las fluctuaciones estacionales a principios de año.

A través de la volatilidad estacional, los pedidos se han mantenido en niveles consistentes con un mercado laboral ajustado, pese a que los despidos se han acelerado en la industria de la tecnología y en sectores sensibles a las tasas de interés, como las finanzas y la vivienda.

Fuera de la industria de la tecnología, los economistas dicen que las empresas en general son reacias a enviar trabajadores a casa después de las dificultades para encontrar trabajo durante la pandemia. Esperan que las compañías reduzcan la contratación antes de recurrir a los despidos.

De hecho, el Libro Beige de la Reserva Federal informó el miércoles que "muchas empresas dudaron en despedir empleados pese a que la demanda de sus bienes y servicios se desaceleró y planearon reducir la plantilla mediante salidas propias si fuera necesario".

Las solicitudes disminuyeron entre las semanas de la encuesta de diciembre y enero. La economía añadió 223.000 puestos de trabajo en enero.

Dejá tu comentario