Mercados del mundo alterados: cayeron hasta 5,5%, aunque tuvieron suba semanal récord en una década

Finanzas

El Bovespa lideró las pérdidas en los mercados, mientras que Londres tuvo una caída similar tras la falta de acuerdo en la UE y el caso de Boris Johnson. En Wall Street preocupa el avance del coronavirus en EEUU, que va camino a ser nuevo epicentro de la pandemia.

Preocupados por la aceleración del coronavirus, sobre todo en Estados Unidos, los mercados cayeron de nuevo este viernes, dejando atrás el optimismo que arrojaron las medidas de apoyo de gobiernos y bancos centrales.

En Wall Street, el Dow Jones perdió un 4,1%, el S&P500 cedió un 3,3%, mientras el tecnológico Nasdaq bajó un 3,8%.

El declive se produjo en un contexto en el cual EEUU parece encaminarse a ser el nuevo epicentro de la pandemia, ya que superó a China e Italia como el país con el mayor número de contagiados y acumula más de 100.000 casos.

Las acciones en Wall Street profundizaron sus pérdidas cerca del final de la sesión, pese a que la Cámara de Representantes norteamericana aprobó en la jornada un paquete de u$s2,2 billones, el más grande en la historia del país, para ayudar a las personas y las empresas más afectadas por la recesión económica generada por la pandemia.

El paquete fiscal, en conjunto con las inéditas medidas de estímulos de la Reserva Federal, ayudaron al S&P 500 a escalar un 10,3% en la semana, su mejor período desde 2009. Sin embargo, el referencial acumula un descenso de alrededor de un 25% desde su máximo récord de febrero.

Los datos ofrecen un oscuro escenario de la devastación económica debido a la crisis, ante el confinamiento ordenado por importantes ciudades del país.

La confianza del consumidor cayó a un mínimo de casi tres años y medio y marzo, según un sondeo divulgado el viernes, un día después de que se conoció un alza récord de 3 millones de personas que solicitaron ayuda estatal por desempleo.

Europa

En el mismo sentido, las acciones europeas cayeron el viernes después que los legisladores de la Unión Europea (UE) no lograron acordar un paquete de rescate por el coronavirus y de que el primer ministro británico, Boris Johnson, anunció que se había contagiado.

El índice paneuropeo STOXX 600 perdió un 3,3%, tras un repunte de tres días. Igualmente, el referencial marcó su mejor semana desde 2011.

La bolsa en Londres extendió sus pérdidas tras las noticias sobre Johnson y terminaron con una baja de 5,2%. Detrás le siguieron el CAC 40 de París con una contracción de 4,2%, el DAX alemán con una caída del 3,7% y el IBEX 35 de Madrid con una merma del 3,6%. Por su parte, el FTSE de Milán cedió un 3,1%.

Con la mayor parte de Europa en confinamiento debido al virus, una recesión parece inminente. Los legisladores de la UE ampliaron el jueves en dos semanas el plazo para acordar un paquete integral de rescate económico ante una disputa entre el sur en dificultades y el norte fiscalmente conservador.

"Tal vez la prueba positiva de Boris (Johnson) ayudó en la liquidación, aunque se habría producido de todas maneras", dijo Andrea Cicione, jefe de estrategia de TS Lombard en Londres.

"La conclusión es que la recuperación de esta crisis será mucho más lenta de lo que espera el consenso. Y se verá frenada por el alto nivel de desempleo y falta de gasto de capital", agregó.

Una serie de importantes medidas de estímulos en el mundo había producido cierta estabilidad en los mercados bursátiles, lo que generó el fuerte repunte de tres días. Sin embargo, con el brote sin mostrar señales de desacelerarse, los activos de riesgo probablemente seguirán sufriendo.

Bovespa

Por su parte, la Bolsa de San Pablo lideró las bajas de este viernes con una merma del 5,5%, por un menor apetito por el riesgo en el exterior que puso fin a una racha de tres alzas seguidas. Sin embargo, terminó la semana con una ganancia cercana al 10%.

El índice Bovespa bajó a 73.428 puntos pero en la semana subió fuertemente, impulsado por los esfuerzos globales para superar la crisis del coronavirus. Pese al alza, en lo que va del año suma un desplome en torno al 36%.

Pese a las medidas de confinamiento, que ya afectan a 3.000 millones de personas en todo el mundo, el nuevo coronavirus ya ha infectado a medio millón de personas, según cifras oficiales.

En este contexto, la publicación de cualquier indicador económico se mira con lupa. Este viernes se difundió la inflación en Estados Unidos, que progresó un 0,1% en febrero, como esperaban los analistas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario