Mundo

Galería: el Muro de Berlín, hoy

A 30 años de la caída del Muro de Berlín, así está hoy el lugar que fue el símbolo de la división del mundo y de la Guerra Fría.

Muro 1.jpg
<p>ESTRELLA CITADINA. Fernsehturm, la Torre de la Televisi&oacute;n de Berl&iacute;n, fue erigida por la RDA en 1969 en Alexanderplatz. La antena, con 368 metros de altura, es desde entonces la estructura m&aacute;s elevada del pa&iacute;s y su silueta es omnipresente en la ciudad. A su hora, los sovi&eacute;ticos buscaban dar una impronta moderna y avanzada a la zona bajo su control.</p>

ESTRELLA CITADINA. Fernsehturm, la Torre de la Televisión de Berlín, fue erigida por la RDA en 1969 en Alexanderplatz. La antena, con 368 metros de altura, es desde entonces la estructura más elevada del país y su silueta es omnipresente en la ciudad. A su hora, los soviéticos buscaban dar una impronta moderna y avanzada a la zona bajo su control.

Muro 2.jpg
<p>CIUDAD ALTERNATIVA. &ldquo;Berl&iacute;n no es Alemania&rdquo;, suelen decir. La capital se destaca por la diversidad de or&iacute;genes de sus habitantes y su gran propuesta cultural. Sus calles, a veces sucias, y sus viviendas monotem&aacute;ticas poco tienen en com&uacute;n con la imagen prolija de otras urbanizaciones como M&uacute;nich. Pero es creativa, joven, moderna, y recibe a todos con los brazos abiertos.</p>

CIUDAD ALTERNATIVA. “Berlín no es Alemania”, suelen decir. La capital se destaca por la diversidad de orígenes de sus habitantes y su gran propuesta cultural. Sus calles, a veces sucias, y sus viviendas monotemáticas poco tienen en común con la imagen prolija de otras urbanizaciones como Múnich. Pero es creativa, joven, moderna, y recibe a todos con los brazos abiertos.

muro 3.jpg
HUELLA COMUNISTA. Con la unificación, la avenida Stalin pasó a llamarse Karl Marx. Construida entre 1951 y 1955, sus dos kilómetros de largo están rodeados por palacios de impronta soviética. Pero no todos fueron edificios imponentes. También se erigieron viviendas sociales en masa de diez pisos, sin detalles, solo diferenciados unos de otros por el color de la pintura exterior.

HUELLA COMUNISTA. Con la unificación, la avenida Stalin pasó a llamarse Karl Marx. Construida entre 1951 y 1955, sus dos kilómetros de largo están rodeados por palacios de impronta soviética. Pero no todos fueron edificios imponentes. También se erigieron viviendas sociales en masa de diez pisos, sin detalles, solo diferenciados unos de otros por el color de la pintura exterior.

muro 4.jpg
PASADO VIVO. Algunos tramos del muro continúan en pie en los barrios de Friedrichshain, Kreuzberg y Mitte, y funcionan como un imán para el turismo. Para los alemanes, sin embargo, representan un capítulo negro de su historia, durante el que tres millones de personas fueron separadas por un un amasijo de de cemento y hierro.

PASADO VIVO. Algunos tramos del muro continúan en pie en los barrios de Friedrichshain, Kreuzberg y Mitte, y funcionan como un imán para el turismo. Para los alemanes, sin embargo, representan un capítulo negro de su historia, durante el que tres millones de personas fueron separadas por un un amasijo de de cemento y hierro.

muro 5.jpg
MUSEO AL AIRE LIBRE. La calle Bernauer aloja una exposición dotada de intervenciones artísticas, contenido audiovisual interactivo y fotografías de las familias cuyas viviendas sirvieron como límite para trazar el muro.

MUSEO AL AIRE LIBRE. La calle Bernauer aloja una exposición dotada de intervenciones artísticas, contenido audiovisual interactivo y fotografías de las familias cuyas viviendas sirvieron como límite para trazar el muro.

muro 6.jpg
MUSEO AL AIRE LIBRE. La calle Bernauer aloja una exposición dotada de intervenciones artísticas, contenido audiovisual interactivo y fotografías de las familias cuyas viviendas sirvieron como límite para trazar el muro.

MUSEO AL AIRE LIBRE. La calle Bernauer aloja una exposición dotada de intervenciones artísticas, contenido audiovisual interactivo y fotografías de las familias cuyas viviendas sirvieron como límite para trazar el muro.

muro 7.jpg
PASADO VIVO. Algunos tramos del muro continúan en pie en los barrios de Friedrichshain, Kreuzberg y Mitte, y funcionan como un imán para el turismo. Para los alemanes, sin embargo, representan un capítulo negro de su historia, durante el que tres millones de personas fueron separadas por un un amasijo de de cemento y hierro.

PASADO VIVO. Algunos tramos del muro continúan en pie en los barrios de Friedrichshain, Kreuzberg y Mitte, y funcionan como un imán para el turismo. Para los alemanes, sin embargo, representan un capítulo negro de su historia, durante el que tres millones de personas fueron separadas por un un amasijo de de cemento y hierro.

muro 8.jpg
CIUDAD ALTERNATIVA. “Berlín no es Alemania”, suelen decir. La capital se destaca por la diversidad de orígenes de sus habitantes y su gran propuesta cultural. Sus calles, a veces sucias, y sus viviendas monotemáticas poco tienen en común con la imagen prolija de otras urbanizaciones como Múnich. Pero es creativa, joven, moderna, y recibe a todos con los brazos abiertos.

CIUDAD ALTERNATIVA. “Berlín no es Alemania”, suelen decir. La capital se destaca por la diversidad de orígenes de sus habitantes y su gran propuesta cultural. Sus calles, a veces sucias, y sus viviendas monotemáticas poco tienen en común con la imagen prolija de otras urbanizaciones como Múnich. Pero es creativa, joven, moderna, y recibe a todos con los brazos abiertos.

muro 9.jpg
HUELLA COMUNISTA. Con la unificación, la avenida Stalin pasó a llamarse Karl Marx. Construida entre 1951 y 1955, sus dos kilómetros de largo están rodeados por palacios de impronta soviética. Pero no todos fueron edificios imponentes. También se erigieron viviendas sociales en masa de diez pisos, sin detalles, solo diferenciados unos de otros por el color de la pintura exterior.

HUELLA COMUNISTA. Con la unificación, la avenida Stalin pasó a llamarse Karl Marx. Construida entre 1951 y 1955, sus dos kilómetros de largo están rodeados por palacios de impronta soviética. Pero no todos fueron edificios imponentes. También se erigieron viviendas sociales en masa de diez pisos, sin detalles, solo diferenciados unos de otros por el color de la pintura exterior.

muro 10.jpg
SÍMBOLO TURÍSTICO. El Checkpoint Charlie, bajo dominio estadounidense, fue uno de los principales puntos de tránsito entre el Este y el Oeste durante la Guerra Fría. Tras la caída del muro instalaron una garita emulando el antiguo control militar y rápidamente se convirtió en una de las principales atracciones de Berlín.

SÍMBOLO TURÍSTICO. El Checkpoint Charlie, bajo dominio estadounidense, fue uno de los principales puntos de tránsito entre el Este y el Oeste durante la Guerra Fría. Tras la caída del muro instalaron una garita emulando el antiguo control militar y rápidamente se convirtió en una de las principales atracciones de Berlín.

muro 11.jpg
CUATRO PODERES. Así como sucedió con el resto del país, la hoy capital fue ocupada por cuatro potencias la Unión Soviética (URSS), Estados Unidos, Reino Unido y Francia al finalizar la Segunda Guerra Mundial. La división entre el Este y el Oeste concretó el 7 de Octubre de 1949, cuando se promulgó la Constitución de la República Democrática Alemana (RDA). Tiempo después, las tres zonas occidentales y el Berlín oeste conformaron la República Federal de Alemania. Ese statu quo continuó hasta 1989.

CUATRO PODERES. Así como sucedió con el resto del país, la hoy capital fue ocupada por cuatro potencias la Unión Soviética (URSS), Estados Unidos, Reino Unido y Francia al finalizar la Segunda Guerra Mundial. La división entre el Este y el Oeste concretó el 7 de Octubre de 1949, cuando se promulgó la Constitución de la República Democrática Alemana (RDA). Tiempo después, las tres zonas occidentales y el Berlín oeste conformaron la República Federal de Alemania. Ese statu quo continuó hasta 1989.

muro 12.jpg
<p>MARCA DE FUEGO. El trazo del Muro de Berl&iacute;n qued&oacute; a la vista en toda la ciudad. Ya no existe una pared que la separe en dos. El pa&iacute;s se reunific&oacute;, pero las diferencias prevalecen. El este sigue siendo la regi&oacute;n m&aacute;s pr&oacute;spera y desarrollada, mientras que en el oeste el desempleo es mayor y ha sido motivo de alarma el crecimiento de la ultraderecha en el poder.</p>

MARCA DE FUEGO. El trazo del Muro de Berlín quedó a la vista en toda la ciudad. Ya no existe una pared que la separe en dos. El país se reunificó, pero las diferencias prevalecen. El este sigue siendo la región más próspera y desarrollada, mientras que en el oeste el desempleo es mayor y ha sido motivo de alarma el crecimiento de la ultraderecha en el poder.

muro 13.jpg
PASADO VIVO. Algunos tramos del muro continúan en pie en los barrios de Friedrichshain, Kreuzberg y Mitte, y funcionan como un imán para el turismo. Para los alemanes, sin embargo, representan un capítulo negro de su historia, durante el que tres millones de personas fueron separadas por un un amasijo de de cemento y hierro.

PASADO VIVO. Algunos tramos del muro continúan en pie en los barrios de Friedrichshain, Kreuzberg y Mitte, y funcionan como un imán para el turismo. Para los alemanes, sin embargo, representan un capítulo negro de su historia, durante el que tres millones de personas fueron separadas por un un amasijo de de cemento y hierro.

muro 14.jpg
MARCA DE FUEGO. El trazo del Muro de Berlín quedó a la vista en toda la ciudad. Ya no existe una pared que la separe en dos. El país se reunificó, pero las diferencias prevalecen. El este sigue siendo la región más próspera y desarrollada, mientras que en el oeste el desempleo es mayor y ha sido motivo de alarma el crecimiento de la ultraderecha en el poder.

MARCA DE FUEGO. El trazo del Muro de Berlín quedó a la vista en toda la ciudad. Ya no existe una pared que la separe en dos. El país se reunificó, pero las diferencias prevalecen. El este sigue siendo la región más próspera y desarrollada, mientras que en el oeste el desempleo es mayor y ha sido motivo de alarma el crecimiento de la ultraderecha en el poder.

muro 15.jpg
CIUDAD ALTERNATIVA. “Berlín no es Alemania”, suelen decir. La capital se destaca por la diversidad de orígenes de sus habitantes y su gran propuesta cultural. Sus calles, a veces sucias, y sus viviendas monotemáticas poco tienen en común con la imagen prolija de otras urbanizaciones como Múnich. Pero es creativa, joven, moderna, y recibe a todos con los brazos abiertos.

CIUDAD ALTERNATIVA. “Berlín no es Alemania”, suelen decir. La capital se destaca por la diversidad de orígenes de sus habitantes y su gran propuesta cultural. Sus calles, a veces sucias, y sus viviendas monotemáticas poco tienen en común con la imagen prolija de otras urbanizaciones como Múnich. Pero es creativa, joven, moderna, y recibe a todos con los brazos abiertos.

muro 16.jpg
CIUDAD ALTERNATIVA. “Berlín no es Alemania”, suelen decir. La capital se destaca por la diversidad de orígenes de sus habitantes y su gran propuesta cultural. Sus calles, a veces sucias, y sus viviendas monotemáticas poco tienen en común con la imagen prolija de otras urbanizaciones como Múnich. Pero es creativa, joven, moderna, y recibe a todos con los brazos abiertos.

CIUDAD ALTERNATIVA. “Berlín no es Alemania”, suelen decir. La capital se destaca por la diversidad de orígenes de sus habitantes y su gran propuesta cultural. Sus calles, a veces sucias, y sus viviendas monotemáticas poco tienen en común con la imagen prolija de otras urbanizaciones como Múnich. Pero es creativa, joven, moderna, y recibe a todos con los brazos abiertos.

muro 17.jpg
BURBUJA INMOBILIARIA. Cuando se eliminaron las restricciones al tránsito los habitantes de la RDA abandonaron sus viviendas y huyeron del oriente. Sus departamentos vacíos fueron ocupados por músicos, artesanos e inmigrantes, que en conjunto crearon un sub-mundo que no tardó en ponerse de moda. Desde entonces, el valor del metro cuadrado ha ido en ascenso, y en barrios como Friedrichshain o Kreuzberg, otrora refugio los menos acaudalados, son frecuentes las protestas por el aumento de los alquileres o por desalojos inminentes.

BURBUJA INMOBILIARIA. Cuando se eliminaron las restricciones al tránsito los habitantes de la RDA abandonaron sus viviendas y huyeron del oriente. Sus departamentos vacíos fueron ocupados por músicos, artesanos e inmigrantes, que en conjunto crearon un sub-mundo que no tardó en ponerse de moda. Desde entonces, el valor del metro cuadrado ha ido en ascenso, y en barrios como Friedrichshain o Kreuzberg, otrora refugio los menos acaudalados, son frecuentes las protestas por el aumento de los alquileres o por desalojos inminentes.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario