Economía

Gobierno inaugura nueva etapa: reperfilamiento de la deuda

Se desdoblará el pago de las Letras en tres períodos. Se elevará un proyecto de Ley al Congreso para fomentar un proceso similar para los vencimientos bajo ley local y extranjera y se renegociará con el FMI.

El Gobierno adoptó ayer una serie de medidas para intentar tranquilizar a los mercados y descomprimir el programa financiero en el corto plazo y llegar con una mayor calma a las elecciones del 27 de octubre. Es que el escenario se está viendo afectado por las constantes presiones del tipo de cambio, la caída de los activos locales y una marcada tendencia alcista del riesgo-país, que se suman a las bajas tasas de renovación que están experimentando las Letras de corto plazo (ayer quedaron desiertas) y la poca expectativa de renovación de vencimientos futuros debido a la incertidumbre con respecto al rumbo económico que tomará el país a partir del 10 de diciembre.

La cartera que dirige el Ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, resolvió realizar un “reperfilamiento” de los vencimientos de corto plazo. En cada uno, el Tesoro pagará el 15% a la fecha de vencimiento, un 25% a los tres meses y el 60% restante a los seis. Desde el Palacio de Hacienda señalaron que “cada título devengará su tasa correspondiente hasta la fecha de pago” y que “en el caso de las Lecap que venzan a partir de 2020, sólo se extenderán 3 meses de plazo”. Para el caso de las personas humanas, éstas no se verán afectadas, siempre y cuando “el monto que acrediten en la cuenta comitente a la fecha de vencimientos sea igual o menor al monto registrado en la misma cuenta el 31 de julio de 2019”. Esto implica que aquellos ahorristas que adquieran los títulos a partir de hoy (y los que compraron en agosto) estarán atados a las condiciones ya mencionadas.

Actualmente, un 90% de los tenedores son personas humanas y un 10%, inversores institucionales. De acuerdo con un ejercicio realizado por el economista Juan Ignacio Paolicchi, de la consultora Eco Go, “aproximadamente el 30% (u$s4.291 millones) de las Letras de corto plazo del Tesoro está en Fondos Comunes de Inversión, que van a ser aquellos instrumentos que enfrenten una extensión de plazo de entre tres y seis meses”. Señaló que, a un tipo de cambio de $58, la tenencia total estimada en manos del sector privado de estas Letras ascendería a u$s14.300 millones. “Dependiendo de las proporciones, puede alivianar el programa financiero de 2019”, agregó.

Por otra parte, Lacunza anticipó en conferencia de prensa que, “para despejar las exigencias financieras del período 2020-2023, y que el mandatario que gane en las próximas elecciones pueda desplegar sus políticas económicas y sociales sin excesivos condicionantes financieros”, se elevará al Congreso un proyecto de ley que “provea las herramientas necesarias para promover un reperfilamiento voluntario de vencimientos de capital bajo jurisdicción local, sin quita de capital ni intereses y con la sola extensión de plazos”. Para el caso de los bonos con ley extranjera, bajo las cláusulas de acción colectiva, también se iniciará un proceso de reperfilamiento similar, “que genere alivio financiero para la concreción de políticas económicas y sociales que inserten al país en un sendero de crecimiento sostenido”, señaló el ministro. Y adelantó que hoy invitarán a los bancos para que acerquen sus propuestas.

Otro de los elementos mencionados durante la conferencia fue que, además de haber cumplido con las metas fiscales y monetarias del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el Gobierno propuso al organismo iniciar el diálogo para reperfilar los compromisos de deuda con la institución. Si bien estas negociaciones finalizarán durante el próximo mandato, brinda una señal positiva a los mercados, que descontaban un acuerdo con el FMI.

Mientras tanto, o al menos por el momento, queda descartada una eventual recompra de bonos por parte del Gobierno. Pero el Banco Central contará con las reservas suficientes para garantizar la estabilidad cambiaria e inflacionaria durante el período electoral, “un objetivo de primer orden del Presidente y que descontamos comparten todos los candidatos presidenciales”, remarcó Lacunza. En lo que va de agosto, el organismo que conduce Guido Sandleris ya vendió u$s1.428 millones, además de los u$s60 millones diarios que subasta a cuenta del Tesoro. Las noticias podrían traer cierta calma en el corto plazo, pero habrá que esperar a ver cómo reacciona el mercado desde hoy en adelante a partir de esta noticia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario