Analizan cámaras de seguridad del country de Pilar

Información General

Los investigadores de los tres robos ocurridos en el country Lagartos de la localidad bonaerense de Pilar analizan los videos de las 100 cámaras de seguridad que tiene el barrio privado.

Asimismo, los peritos en rastros de la Policía Científica relevaron las tres casas asaltadas y levantaron una serie de huellas que ahora serán ingresadas en el AFIS -la base de datos de rastros papilares de personas con antecedentes-, ante la posibilidad de que se pueda identificar a algunos de los ladrones.

Sin embargo, un jefe policial explicó a Télam que "al menos una de las víctimas observó que los delincuentes usaban guantes de látex y además se cuidaban de no tocar nada salvo lo que se llevaban".

El fiscal a cargo de la causa, Carlos Washington Palacios, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Pilar, estuvo en el country junto a la cúpula de la Policía Bonaerense. Palacios ordenó que sean analizados minuto a minuto las grabaciones de las 100 cámaras de seguridad de este tradicional country de 250 hectáreas y más de 600 viviendas.

Una fuente judicial explicó que "no sólo se cuenta con las cámaras del circuito cerrado del country, sino también algunas grabaciones de cámaras de casas particulares que aportaron los propios vecinos".

La idea del fiscal Palacios es que los detectives de la Subdirección de Investigaciones de Pilar es intentar ver en las grabaciones los movimientos de los ladrones y del auto Audi gris en el que, según un testigo, se movilizaban.

Los pesquisas investigan si la banda entró y salió en ese Audi o si tiene un apoyo interno en algún propietario o inquilino que los haya refugiado después de los asaltos. Los robos ocurrieron en tres casas del sector cercano a la cancha de polo.

Los delincuentes tenían armas de puño con silenciador y hasta una escopeta, según el relato de algunas de las víctimas. Robaron dinero, joyas, artículos de electrónica, ropa y en una de las viviendas se llevaron la caja de seguridad completa.

En una de las casas la víctima fue una odontóloga y en otra, una empleada doméstica que, de acuerdo a lo que luego contó a la prensa el dueño de la casa, fue "maniatada con precintos plásticos" por los delincuentes que estuvieron "una hora" revolviendo toda la casa.

Al denunciarse los robos, la policía copó el country y realizó durante siete horas un intenso rastrillaje y una búsqueda casa por casa, ante la sospecha de que los asaltantes estuvieran aún dentro del predio, pero no los encontraron.

Dejá tu comentario