14 de noviembre 2008 - 00:00

Argentina tendrá a partir de hoy el mayor observatorio mundial de rayos cósmicos

En el observatorio trabajan 400 personas provenientes de 17 países.
En el observatorio trabajan 400 personas provenientes de 17 países.
El observatorio Pierre Auger, el mayor experimento internacional para el estudio de los rayos cósmicos, que comenzó a ser construido en 1990 y costó 53 millones de dólares invertidos por 17 países, será inaugurado hoy en Malargüe, en la provincia de Mendoza.

"Lo que inauguramos es la instalación de una red de 1.600 detectores de superficie y los cuatro detectores de fluorescencia y a partir de ahora el Observatorio comenzará a trabajar con toda su potencialidad durante los próximos 20 años", dijo la astrónoma Beatriz García.

García, una de las 20 mujeres que trabaja en el Auger, indicó que la finalización de las obras da luz verde a la segunda etapa del ambicioso proyecto, que es la construcción de un segundo observatorio gemelo en Colorado (EEUU).

En el Observatorio ubicado en Malargüe, trabajan unas 400 personas pertenecientes a más de 70 instituciones y provenientes de los 17 países participantes en el proyecto.

La astrónoma explicó que los científicos "están explorando los misterios asociados con los rayos cósmicos de las más elevadas energías. Se trata de partículas que arriban a la Tierra con energías 10 millones de veces superiores a las que se pueden obtener con el mayor acelerador de partículas del mundo".

Con los detectores de fluorescencia, los especialistas escudriñan, en las noches despejadas y sin luna, la atmósfera para observar la tenue luz ultravioleta que producen las cascadas de rayos cósmicos al atravesar el aire.

"Hay muchos enigmas que todavía no están develados", se entusiasmó García a través del teléfono, y recordó que el grupo publicó sus primeros resultados físicos a fines de 2007 en la prestigiosa revista Science, sobre las propiedades de las partículas de mayor energía en el Universo.

"Fue un descubrimiento de tanto impacto que algunas agencias científicas lo seleccionaron como uno de los diez más importantes del año", reveló.

El proyecto consiste en un arreglo de 1.600 detectores, distribuidos en 3.000 km2. Rodeándolos se ubican 24 telescopios, detectores de fluorescencia que observan la tenue luz ultravioleta.

El monumental complejo fue diseñado en 1990 y construido bajo el liderazgo del premio Nobel de Física 1980, el estadounidense James Cronin. El prestigioso físico nuclear es actualmente profesor emérito de la Universidad de Chicago y portavoz del proyecto Auger.

La odisea científica comenzó a mediados de los '90, cuando un grupo internacional de investigadores empezó los estudios para emplazar un nuevo observatorio de rayos cósmicos.

En noviembre de 1995, la UNESCO decidió que Argentina sea sede del complejo y en 1999 se colocó la piedra fundamental con la presencia de Cronin, quien también será protagonista en la ceremonia de hoy.

Los países que participan del proyecto son Alemania, Argentina, Australia, Bolivia, Brasil, Eslovenia, España, Estados Unidos, Francia, Holanda, Italia, México, Polonia, Portugal, República Checa, Reino Unido y Vietnam.

Ver más información sobre rayos cósmicos

Dejá tu comentario

Te puede interesar