Asesinan a un joven de 15 años a la salida de un boliche en Glew

Información General

Un adolescente de 15 años fue asesinado en la madrugada de ayer de seis puñaladas tras una pelea en las inmediaciones de un boliche bailable de la localidad bonaerense de Glew, en el partido de Almirante Brown, informaron fuentes policiales.

Por el caso hay cuatro detenidos: tres varones de entre 17 y 18 años y una chica de 16 que habría sido el motivo de la pelea y quien proveyó el arma homicida, un cuchillo de cocina de 15 centímetros.

La víctima, identificada como Guillermo Franco Frías (15), domiciliada en Glew, recibió seis puñaladas en el tórax y el abdomen que le ocasionaron la muerte en el instante, según la autopsia realizada en la morgue judicial de Lomas de Zamora.

El episodio se inició cerca de las 4 en el local bailable "La Rubia", ubicado en ruta 210 y San Juan, cuando varios jóvenes fueron retirados del local por los patovicas a raíz de una pelea.

El jefe departamental de Almirante Brown, comisario mayor Carlos Perillo, dijo que "el local bailable nada tiene que ver con el hecho, ya que los jóvenes fueron retirados por el personal de seguridad, pero la pelea siguió afuera, a unos 200 metros de donde se produce el homicidio".

La pelea se inició dentro del boliche entre la víctima y el novio de una chica de 16 años que, según Perillo, "estaba relacionada sentimentalmente con los dos jóvenes y sería el motivo de la disputa".

Los dos jóvenes se desafiaron a pelear y caminaron 200 metros hasta Maipú y Rubinstein, una esquina oscura y con calles de tierra, donde se produjo una reyerta y el homicidio de Frías.

Otro chico de 16 años que también participó de la pelea sufrió una herida cortante en un brazo y fue llevado al hospital de Guernica, donde fue suturado y dado de alta.Personal de la comisaría 7ma. de Almirante Brown, con sede en Glew, llegó rápidamente y a partir de los testimonios recolectados en el lugar apresó a tres sospechosos: dos de 17 años cuya identidad se mantiene en reserva, y otro de 18, identificado por la Policía como Cristian Ruedas, todos domiciliados en Guernica.

Los efectivos secuestraron un cuchillo de cocina manchado con sangre que, se estima, es el arma homicida. A raíz de otras declaraciones que se fueron sumando con el correr de las horas, la Policía determinó que la chica de 16 años que habría sido el motivo del conflicto participó del hecho y por eso quedó esta mañana detenida.

"Hay testigos que involucran a esta chica en una participación activa en el hecho. Sería quien proveyó el cuchillo a los autores materiales y además el motivo de la pelea entre los dos grupos", dijo Perillo.

El comisario mayor también agregó que "incluso hay testigos que la vieron tomar por los hombros a la víctima en el momento del ataque y decirle a uno de los otros: `Matalo, matalo`".

Los cuatro detenidos quedaron a disposición de la fiscalía 1 del Fuero Penal Juvenil de Lomas de Zamora, donde serán indagados. Una vecina que vive frente al sitio donde ocurrió el crimen, aseguró hoy que "este tipo de peleas ocurren todos los fines de semana".

"Se citan a pelear acá porque es oscuro. El sábado anterior lo dejaron en calzoncillos a una chico para robarle y siempre concurren menores alcoholizados y drogados", comentó la vecina. Allegados al joven, en tanto, contaron en la puerta de la comisaría que Frías "vivía desde muy chico con su abuela en una casa humilde de Glew porque sus padres le dieron la tenencia" a la mujer y lo recordaron como "un excelente y buen amigo".

Dejá tu comentario