Bonos de plástico: las empresas ya pueden compensar su huella plástica

Gracias al trabajo de Fundación Banco de Plásticos, un reciclador de plásticos de Argentina aprobó la auditoría de Plastic Credit Exchange (PCX) de estándares internacionales y se convirtió en el primer caso en Argentina y Sudamérica en ofrecer Bonos de Plástico en un mercado internacional. 

TOVA FOTOS ED26.jpg.jpg

La Fundación Banco de Plásticos es una organización multisectorial que nace con el propósito de promover el reciclado de plásticos. Con su enfoque basado en Bonos de Plástico, proporciona una solución innovadora para financiar el reciclado de plásticos, impulsar la economía circular y fomentar la responsabilidad ambiental de las empresas.

Respecto al marco internacional, PCX es una organización que asesora a empresas sobre cómo trazar y ejecutar soluciones de manera efectiva durante el desafío de sostenibilidad de un socio, y es pionera en el mundo en establecer un Estándar de Reducción de la Contaminación Plástica (PPRS, por sus siglas en inglés), un protocolo para la emisión de Bonos de Plástico.

Asimismo, PCX en alianza con el socio comercial PCX Markets, desarrollaron una plataforma que vincula a cooperativas, emprendedores y empresas que reciclan plásticos con compañías o marcas que buscan compensar su huella de plástico. Es decir, empresas que usan plástico virgen en sus envases, packaging o productos pueden certificar ser Plástico Neutro compensando el plástico que introducen al mercado mediante el reciclaje por sus propios medios o, como ofrece la Fundación Banco de Plásticos, mediante la adquisición de Bonos de Plástico.

“La misión de la Fundación Banco de Plásticos es lograr un ecosistema de plástico neutro, donde se minimice el impacto ambiental de los plásticos. Gracias a la certificación de PCX, los Bonos de Plástico que ofrecemos son una herramienta ideal para compensar la huella de plástico y de esta manera buscamos promover un ciclo cerrado de producción y reciclado que reduzca la cantidad de plástico que llega al ambiente”, explicó Carlos Briones, presidente de la Fundación Banco de Plásticos.

¿Qué son los Bonos de Plástico?

El Banco de Plásticos se inspira en el concepto de los Bonos de Carbono y lo aplica a la problemática del plástico. Este enfoque permite a las empresas compensar su huella de plástico al adquirir Bonos que certifican su responsabilidad en la recolección y el reciclado de este material.

Los Bonos de Plástico son una herramienta ambiental, que certifican que el titular ha sido responsable por la recolección y el reciclado del equivalente a 1 tonelada de desecho plástico. De esta manera, las empresas pueden asumir la responsabilidad por el impacto ambiental de los plásticos que generan y contribuir activamente a su recuperación. Es una solución sencilla, transparente y escalable para abordar la problemática de los plásticos.

TOVA FOTOS ED02.jpg.jpg

Cuando una empresa adquiere Bonos de Plástico, está invirtiendo en proyectos de recolección y reciclado de plásticos en Argentina. Los fondos generados por la venta de estos Bonos se destinan a financiar las tareas necesarias para recuperar y reciclar estos materiales, esto incluye la implementación de programas de recolección, el desarrollo de infraestructuras de reciclado y el apoyo a iniciativas que promueven la conciencia y educación sobre el manejo responsable de los plásticos.

“El valor de los Bonos de Plástico va a ser direccionado, en su mayor porcentaje, a la cadena de recolección y reciclado de estos materiales, a los efectos de incentivar a que se recupere más plástico y se recicle más. Ese valor depende del proyecto de reciclado, tipo de plástico recuperado, siendo los Bonos de Plásticos de materiales más difíciles de recuperar y de reciclar, de mayor valor que en el caso de los plásticos sencillos de reciclar”, señaló Briones.

El primer proyecto de Bonos de Plástico de América Latina

Los primeros Bonos de Plástico que ofrece la Fundación Banco de Plásticos provienen de un proyecto de reciclado de insumos pesqueros de la Patagonia argentina (redes, cajones, sogas y boyas). Es el primer proyecto de bonos de plástico de Latinoamérica. Al frente de este proyecto se encuentra la empresa Cabelma SA, encargada de limpiar, triturar y tratar los residuos para incorporarlos en procesos de extrusión para la producción de distintos productos. En este marco, ya ha recolectado y reciclado más de 100 toneladas de plástico. Cabelma aprobó la auditoría que exige el cumplimiento de los estándares internacionales PPRS y de esta forma, recibió la acreditación de la organización Plastic Credit Exchange para emitir Bonos de Plástico, los cuales se ofrecen mediante la página web de PCX Markets o a través de la Fundación Banco de Plásticos.

¿Cuáles son los pasos a seguir para una compañía que desea certificar Plástico Neutro?

  • Alcance: primero se debe definir el alcance de la operación que se desea compensar (evento, producto, marca o las operaciones en su totalidad). Una vez definido el objetivo, se realiza cálculo para medir la huella de plástico durante un cierto período de tiempo.
  • Compensación: La Fundación Banco de Plásticos trabaja para coordinar la recolección y el reciclado de los plásticos, a través de un trabajo articulado con diferentes socios Transformadores. Este procedimiento es auditado. El valor del Bono de Plástico® estará definido por la cantidad y el tipo de plástico generado.
  • Certificación: Una vez compensada la huella de plástico definida en la etapa de alcance, la Fundación Banco de Plásticos emitirá los Bonos de Plástico® que certifican que la huella de plástico fue exitosamente compensada.

En caso de lograr compensar la Huella de Plástico de un producto, marca o empresa en su totalidad, se habrá certificado Plástico Neutro y se obtienen los correspondientes derechos al uso del sello con fines comerciales y de comunicación.

“Es importante destacar que, a partir de la certificación de PCX, desde Banco de Plásticos ofrecemos el primer bono de plástico listado en Latinoamérica, lo que representa una solución concreta para las organizaciones que quieran neutralizar su huella plástica”, concluyó el director de la Fundación.

Dejá tu comentario

Te puede interesar