Desde la Iglesia rechazaron la suspensión de las clases presenciales

Información General

El comunicado firmado por monseñor Oscar Ojea se opone a la medida dispuesta por el Gobierno Nacional. "Queremos expresar nuestro desacuerdo con la suspensión de las clases presenciales que estaban siendo llevadas con muchísimo trabajo por parte del personal docente y de las familias", aseguró.

La Diócesis de San Isidro rechazó la suspensión de clases presenciales en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) durante dos semanas para frenar el contagio de coronavirus.

A través de un comunicado de la Diócesis de San Isidro, firmado por su titular, monseñor Oscar Ojea (también presidente de la Conferencia Episcopal Argentina), la Iglesia expresó: “Queremos expresar nuestro desacuerdo con la suspensión de las clases presenciales que estaban siendo llevadas con muchísimo trabajo por parte del personal docente y de las familias”.

El Obispado justificó su disconformidad “sobre todo pensando en tantos chicos y chicas que lo necesitan, especialmente en barrios populares, en los que se carece de buenas conexiones para las clases virtuales”. “No sigamos acrecentando aún más la brecha con quienes viven en sus casas otras pandemias, reflejadas en el aumento de la pobreza y la falta de un trabajo digno”, añadió.

El comunicado expresó también su desacuerdo con la cancelación de eventos religiosos. “También queremos expresar que el Culto está siendo celebrado con cuidados extremos, respetando las normas y protocolos vigentes. Por eso es que no estamos de acuerdo con la suspensión de las celebraciones en los templos. Consideramos que su desarrollo es esencial para alimentar el espíritu de nuestro pueblo ante situaciones que deben encontrarnos con fortaleza espiritual y una esperanza firme”.

Desde la Diócesis de San Isidro reconocieron, sin embargo, que el país atraviesa una “enorme crisis sanitaria” y aseguraron que comprenden “que es extremadamente difícil y compleja la toma de decisiones”.

Dejá tu comentario