Cómo son los insólitos "corralitos de aislamiento" que se instalan en los supermercados chinos

Información General

En la ciudad Buenos Aires cada vez más supermercados chinos instalan precarios "corralitos de aislamiento" en la línea de cajas. Buscan evitar el contagio de coronavirus.

El coronavirus es una preocupación global. Más de 140.000 contagios y 5.000 muertes alrededor del planeta pusieron en alerta a todos los países. De la mano de las estrictas medidas de seguridad y prevención para evitar la propagación del COVID-19 surgen prácticas insólitas y sorprendentes: en la ciudad de Buenos Aires cada vez más supermercados chinos instalan precarios “corralitos de aislamiento” en la línea de cajas.

Super chino coronavirus 3.jpg
El objetivo de los

El objetivo de los "corralitos de aislamiento" caseros es prevenir el contagio del coronavirus.

Bartolomé Mitre y Montevideo. Juramento y Álvarez Thomas. Olazábal al 4.800. Acoyte y Díaz Vélez. Juramento y Combatientes de Malvinas. Uriarte 1.460. Uriarte y Gorriti.

Super chino coronavirus 2.jpg
Algunos supermercados chinos montaron estructuras rectangulares con tubos y otros decideron enganchar un nylon transparente del techo y dejarlo caer en forma de campana. Una tajos al nylon permiten el intercambio de dinero o tarjeta.

Algunos supermercados chinos montaron estructuras rectangulares con tubos y otros decideron enganchar un nylon transparente del techo y dejarlo caer en forma de campana. Una tajos al nylon permiten el intercambio de dinero o tarjeta.

En todas esas direcciones hay supermercados donde los asiáticos manejan las cajas registradoras detrás de un nylon transparente, que si no cuelga del techo al piso con forma de campana, se usan para envolver un "corralito" montado de tubos plásticos.

Super chino coronavirus 1.jpg
Además de instalar los

Además de instalar los "corralitos de aislamiento" para prevenir el coronavirus, algunos cajeros de los supermercados chinos utilizan barbijos para atener al público.

La postal sorprendió a clientes y vecinos, que no dudaron en fotografiar a los trabajadores de los supermercados detrás en los “corralitos de aislamiento” y compartieron las imágenes.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario