Para los fiscales, la orden de matar al exconcejal de Rosario "vino de adentro de la cárcel"

Información General

Los jóvenes detenidos habrían actuado como encubridores del crímen de Trasante, al comprar el vehículo que se uso en el homicidio. En la cárcel de Piñero está detenida parte de la banda "Los Monos".

Los fiscales que investigan el crimen del exconcejal de Rosario Eduardo Enrique Trasante aseguraron que la principal sospecha apunta a que "la orden" para concretar el asesinato provino "de adentro de la cárcel de Piñero", desde un pabellón donde están detenidos jefes narco.

Los fiscales Matías Edery y Gastón Ávila realizaron esas declaraciones luego de la audiencia en la que dos jóvenes fueron imputados hoy como encubridores del crimen de Trasante, al comprar por 20 mil pesos el Peugeot 308 blanco robado que se utilizó en el homicidio, aunque no descartan que puedan ser los ejecutores.

"Nosotros tenemos el dato cierto de que la orden (del asesinato) o al menos parte de ello habría venido de adentro de la cárcel de Piñero, y trabajamos sobre esa motivación", "Nosotros tenemos el dato cierto de que la orden (del asesinato) o al menos parte de ello habría venido de adentro de la cárcel de Piñero, y trabajamos sobre esa motivación", sostuvo Edery.

Agregó que se trata de "un pabellón en el que hay jefes narcos y otro tipo de personas" y que basan su línea investigativa en "algunos mensajes y algunos llamados que hemos visto en teléfonos celulares que hemos incautado".

En ese presidio está detenida parte de la banda "Los Monos"y tambiénel líder de un grupo enfrentado a "Los Monos", Estaban Lindor Alvarado.

Trasante fue asesinado el martes pasado en su casa de San Nicolás al 3600 de Rosario, cuando dos personas que ingresaron al domicilio le dispararon en la mano derecha y la cabeza.

Los fiscales Edery y Ávila acusaron hoy a Aníbal Maximiliano Galván, alias "Archi", y a Brian Nahuel Álvarez, apodado "Buba", como encubridores del crimen.

Detallaron que la compra del Peugeot 308 la hicieron el 11 de julio y "posteriormente, y en base a un plan diseñado junto a al menos dos personas más, provocan el fallecimiento de la víctima, cumpliendo con su rol respectivo consistente en la logística de transporte de llegada y salida de las personas" encargadas del crimen.

El pastor obtuvo notoriedad pública a partir de 2012 cuando se puso al frente del reclamo de esclarecimiento del homicidio de su hijo Jeremías, una de las víctimas del triple crimen de Villa Moreno, en el que fueron asesinados tres militantes sociales al ser confundidos con "soldaditos" de una banda de narcomenudeo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario