Defensa de Carrascosa apela para conseguir libertad monitoreada

Información General

La defensa de Carlos Carrascosa, condenado a prisión perpetua por el crimen de su esposa, María Marta García Belsunce, apelará hoy la decisión de la Justicia de rechazarle al viudo la posibilidad de quedar bajo una libertad monitoreada con una pulsera electrónica.

Así lo informó el abogado Alberto Cafetzoglus, quien dijo que la defensa recurrirá ante la Sala I de la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro para conseguir que Carrascosa acceda a la morigeración de la pena.

El viernes último, el Tribunal Oral Criminal (TOC) 6 de San Isidro rechazó que Carrascosa pueda vivir en la casa de un amigo en el Club Náutico de Escobar, bajo el monitoreo de una pulsera electrónica, por considerar que puede intentar fugarse o entorpecer la investigación.

El mismo argumento dieron los integrantes del TOC 6 y de la Sala I de la Cámara en julio pasado, cuando rechazaron también un recurso de habeas corpus de la defensa para que el viudo quede en libertad hasta tanto la sentencia que le impusieron esté firme.

Ese rechazo del hábeas corpus fue recurrido y está a estudio de la Cámara de Casación bonaerense, que aún no lo resolvió.

También fue apelado, pero ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense, el fallo dictado el 18 de junio de este año por la Cámara de Casación, que cambió drásticamente la situación de Carrascosa.

Ese día, la Sala I de Casación revocó la pena de cinco años y medio de prisión que el TOC 6 de San Isidro le impuso al viudo por el encubrimiento del crimen de su mujer y lo condenó a prisión perpetua como coautor de homicidio calificado por el vínculo.

La apelación de esa condena está actualmente a estudio de la Corte provincial, aunque la defensa del viudo denunció que el trámite es lento porque Casación aún no envió a los ministros todos los antecedentes del expediente que le pidieron.

Mientras tanto, Carrascosa aguarda en el penal de Campana que prosperen algunos de los planteos de sus abogados para poder salir en libertad.

El viudo se encuentra alojado en un pabellón en el que se le permiten desarrollar trabajos intracarcelarios, entre ellos jardinería, y hace pocos días comenzó a practicar yoga, según confiaron sus allegados.

Carrascosa fue condenado por matar a balazos a su esposa, la socióloga García Belsunce, el 27 de octubre de 2002, en la casa que ambos compartían en el Carmel Country Club, de Pilar.

Si bien el hecho ocurrió ese día, recién comenzó a investigarse como un homicidio un mes y medio después, cuando se exhumó el cuerpo y se realizó una autopsia, trámite que no se había llevado a cabo tras la muerte, que inicialmente se creyó que había sido accidental.

Dejá tu comentario