A 14 años de la segunda desaparición de Jorge Julio López

Información General

Rubén López, uno de los hijos de Jorge Julio López aseguró que lleva 14 años velando a su padre y que respecto a esto, "la justicia no hace nada".

Un día como hoy, 18 de septiembre, pero de 2006, desaparecía por segunda vez, y durante el juicio en el que testificó contra el ex represor Miguel Etchecolatz, Jorge Julio López. Su hijo Rubén López solicitó que recaratulen la causa como desaparición forzada, y que mientras tanto siente que "llevamos 14 años velando a mi viejo".

Según afirmó el hijo de Jorge Julio López, “la justicia no hizo nada, se me ríen en la cara". "Siempre que llega la fecha de su desaparición salen a hablar del entrecruzamiento de 50 millones de llamadas telefónicas, pero nunca se hizo nada”, agregó.

Además, sostuvo que la caratula del caso aún sigue siendo "presunta desaparición de persona", por lo que Rubén López presentó un escrito solicitando que se recaratule como desaparición forzada.

Ya pasaron 14 años desde que se lo vio por última vez a López en su casa en el barrio Los Hornos, en La Plata. El hombre no dejó rastros ni se comunicó con sus familiares ni conocidos.

Ese día, su destino pautado era la sede municipal platense, donde se escucharían los alegatos en el juicio contra el represor Miguel Etchecolatz, condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar.

Respecto de aquel día, Rubén López recordó: “El día anterior a los alegatos estaba tranquilo, habíamos arreglado que mi primo Hugo pasaba a buscarlo a las 9 a mi hermano Gustavo y lo llevarían a la Municipalidad, donde a las 10 empezaban los alegatos. Ese día mi hermano se levantó y mi viejo ya no estaba”

A su vez agregó que "esta vez no rompieron la puerta como en el 76 (cuando los represores secuestraron a su padre)” y agregó que eso solo puede significar que “alguien engañó a mi viejo para que saliera de la casa”.

López fue testigo clave porque identificó al comisario de la Policía Bonarense como el hombre que dirigía y ejecutaba las sesiones de tortura con picana en la sede policial de La Plata.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario