Estudiantes tomaron la Facultad de Filosofía

Información General

Estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA tomaron la sede de esa casa de estudios, en reclamo de un aumento en el monto de las becas y de la construcción de un nuevo edificio, aunque las autoridades universitarias consideraron "infundadas" las demandas.

El monto de las Becas Jauretche, que actualmente cobran 799 estudiantes, es de 500 pesos "cuando el costo promedio por cada materia es de 400", señaló Damián Finucci, copresidente del Centro de Estudiantes de esa Facultad.

Los recursos para estas becas parten del presupuesto asignado para tal fin del Ministerio de Educación y "según lo que indica la gestión de la Facultad es de 400 mil pesos", sostuvo Finucci.

El estudiante denunció que "la gestión no nos quiere decir cuál es el presupuesto total que recibe de la Nación, ni tampoco lo que genera con recursos propios, que es otro punto que incluimos en nuestro reclamo".

Con respecto al monto establecido, Finucci sostuvo que "cada materia cuesta en promedio uno 400 pesos por lo que creemos que la beca debería estar entre los 1000 y 1500 pesos, ya que este beneficio fue presentado por las autoridades como una `beca integral´, es decir que debe cubrir otros gastos además de los de estudio, como viaje o comida".

La vicedecana de Filosofía y Letras, Leonor Acuña, dijo a que "son infundados los reclamos de los estudiantes que tomaron la facultad ", y calificó la medida de "excesiva y muy perjudicial para la vida institucional de la Universidad".

Acuña explicó "que las 800 becas pasaron de tener un monto de 332 pesos a 500 por semestre, pero ahora se destinan directamente desde el Ministerio de Educación a cada uno de los beneficiarios, en vez de ser transferidas al centro de estudiantes".

Acuña dijo que "esa decisión, como las distintas ayudas económicas que reciben los estudiantes, que no terminan en la becas del Ministerio, se han tomado en el Consejo Directivo de la universidad, en cuyo ámbito están representados todos los claustros".

La docente explicó "que una de las preocupaciones de esta gestión universitaria es la deserción de los estudiantes, por lo tanto señaló que somos las autoridades las interesadas en lograr que los alumnos no abandonen por falta de recursos sus estudios".

Los estudiantes que iniciaron la toma ayer también reclaman un avance en la construcción de un nuevo edificio de la Facultad, sobre la calle Bonifacio, integrado al actual ubicado en Puán 480.

"Después de dos años de trabajar en una comisión especial que logró un nuevo y mejor proyecto para el nuevo edificio universitario, nos encontramos con que, a la hora de elevarlo al rectorado para su aprobación, algunos quieren agregar las reformas al viejo edificio, lo que es un despropósito", consideró la vicedecana.

Acuña, que relacionó la dureza de la medida con que "en tres semanas hay elecciones estudiantiles", sostuvo que los estudiantes que dispusieron la toma "quieren hacen creer al alumnado que las autoridades nos oponemos a las mejoras".
Los estudiantes realizarán a las 19 una nueva asamblea "para definir cómo continúa la medida de fuerza".

Dejá tu comentario