Sin fiestas hasta 2021: cómo serán los nuevos casamientos

Información General

Con mucha creatividad, ya se presentaron protocolos para cuando regresen las celebraciones sociales masivas. Planean cambios en la presentación de la comida, sobre todo en la recepción y postres.

Mesas de tres personas, novios bailando con barbijo, nada de abrazos, sólo codos. Si los casamientos, fiestas de 15 o Bar Mitzvah estuvieran habilitados hoy, deberían cumplir con estrictos protocolos que nada se parecen al de una celebración. Si bien en varios puntos del país está permitido pasar por el Registro Civil (sólo la pareja y testigos), no están habilitadas las celebraciones masivas.

Hoy las fiestas están planeadas para retomarse en la última fase de la “vuelta a la normalidad”, cuya fecha es todavía un misterio. Más allá de eso, los organizadores de eventos ya apuntan a 2021 y prevén que no habrá actividad este año. Se le sumó a esto el nuevo DNU que limita a partir de hoy, y por al menos dos semanas más, los encuentros sociales en los territorios donde estaban habilitados.

”Todavía no hay fecha para volver a los eventos, nosotros ya estuvimos aconsejando que se reagende todo para 2021 porque este año lo vemos difícil”, sentenció Silvia Amarante, presidente de la Asociación de Eventos de la Argentina. “Para volver a algún tipo de fiesta, abrazarse, bailar en las pistas, tener fotos sin barbijos, vamos a tener que esperar”, agregó.

Más allá de eso, el sector tiene mucha creatividad y ya trabaja en protocolos y planes para cuando se retomen las celebraciones. Si bien por ahora son todas propuestas presentadas al Ministerio de Salud, figuran entre ellas que no habrá islas, es decir la típica recepción en donde uno se asomaba para pispear la comida. La intención es que no se acumule tanta gente en una misma área ni toquen los mismos utensilios. De igual manera sucedería con la barra de postres al final de la noche y la de tragos. Una de las propuestas es, entonces, que tanto recepción como postres sean repartidos a cada persona en formato de popurrí o surtidos, es decir muchas variedades en un mismo plato. Pinzas para servir, guantes y alcohol en gel serán otras de las medidas obligatorias. La gran duda es qué pasará con las mesas y la pista de baile.

La realidad es que hoy el sector de eventos está sumamente golpeado y depende en gran medida del ATP para el pago de los sueldos, dado que alrededor de un millón de personas en todo el país trabajan en esto: técnicos, fletes, catering, DJ, etc.

“No se sabe cuándo va a haber fiestas, sin vacuna va a ser difícil. Hay muchos salones que van a desaparecer porque no están pudiendo mantenerse”, explicó Eduardo Zabalegui, dueño de Gran Córdoba, un conocido salón de eventos de Capital Federal. “Apuntamos a que la actividad retome en marzo, porque enero y febrero suelen ser meses de pocas fiestas”, agregó.

Por otro lado, muchos creen que los protocolos van a incrementar el valor de los cubiertos, sobre todo si debe haber menos invitados en las fiestas. Quienes sí probablemente aumenten un poco su demanda son aquellas quintas o salones con mucho aire libre y gran espacio.

Sin fiestas privadas, mientras tanto los eventos del sector corporativo son los que intentan salir a flote, con distintas modalidades, ya sea encuentros a través de Zoom, regalos y streamings, entre otros. Ahora basta esperar la evolución de la pandemia para fijar una fecha y volver a celebrar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario