Brecha salarial de género llega al 20% en las empresas argentinas

Información General

Si bien hay distintas políticas que buscan garantizar la equidad de género, la realidad indica que las diferencias entre ambos sexos siguen siendo muy marcadas.

La pandemia acrecentó las diferencias laborales entre los hombres y las mujeres.

De un total de 37 empresas que fueron encuestadas en 2020, y que cuentan con un total de 69.065 personas, se determinó que la brecha salarial es del 20,4% a favor de los hombres.

Este resultado, junto a otros, se presentó ayer en la Iniciativa Público-Privada para la Igualdad de nero en el Mercado de Trabajo (IPP), un plan de acción público privado que busca garantizar la equidad de género en el mercado laboral de la Ciudad.

De todas maneras, hoy las desigualdades son muchas, no solo en lo que a salarios respecta. Varias mujeres quedaron expulsadas del mercado laboral durante la pandemia al tener que dedicarse al cuidado de los hijos, debieron acortar horarios de trabajo, sumado a las tareas hogareñas.

De hecho, en la Ciudad de Buenos Aires la distribución de aquellas tareas no remunerativas sigue siendo desigual entre varones y mujeres. Según la Dirección de Estadísticas de GCBA, las mujeres destinan casi dos horas más que las que les dedican los varones: un total de 5.29 horas diarias a estas responsabilidades. Ese tiempo representa, además, casi el 70% de una jornada laboral.

El informe mostró también que hay grandes diferencias en los puestos que ocupan ambos sexos. Es decir, el 55% de las mujeres tiene presencia en posiciones junior, cifra que disminuye al 32% en la máxima jerarquía. Justamente, la mayor brecha salarial se encuentra en los puestos ejecutivos y de dirección (21%).

Es curioso que, de 30 empresas que habían participado en 2019 de este estudio, se evidenció que 17 redujeron la brecha salarial, pero 13 la aumentaron. Falta así todavía un mayor compromiso y decisiones para achicar la brecha.

Rango etario

El estudio también arrojó que, la mayor brecha salarial según rango etario se da entre los 30 y 40 años.

Llama la atención, que el nivel educativo también amplía la diferencia. A mayor nivel educativo, mayor es la brecha. Es decir, se detectó que la brecha salarial en personas con títulos universitarios y de posgrado es del 25,68% mientras que en el secundario y primario es un 15,76%.

A pesar de que el acceso a la educación en ambos géneros es bastante similar, la brecha salarial no se comporta de la misma manera. Por último, se determinó que la brecha salarial en los bonos que pagan ciertas empresas a sus empleados anualmente, es del 8,5% y son más hombres los que lo reciben que las mujeres.

Con estos resultados se enciende la alarma de que falta aún trabajar mucho para achicar las diferencias. Según fuentes de la Secretaría para la Igualdad de género del Gobierno porteño, la IPP busca eliminar las desigualdades persistentes de ingresos salariales entre varones y mujeres, e incorporar a más mujeres al mercado de trabajo en igualdad de condiciones.

Dejá tu comentario