Gobierno intervino para desactivar paro en estaciones de servicio

Información General

El Ministerio de Trabajo volvió a echar mano de la conciliación obligatoria para dejar sin efecto un paro por 24 horas que los dueños de estaciones de servicio habían anunciado para este viernes, justo antes de los festejos por Año Nuevo, como parte de un conflicto que mantienen con la petrolera YPF.

Días después de haber tomado una medida similar para desactivar una huelga por cuatro días en la AFIP, la cartera laboral ordenó ahora a los estacioneros agrupados en FOESGRA que se abstengan de llevar adelante una medida de fuerza en vísperas del 31 de diciembre, mientras continúan las negociaciones con las autoridades de la petrolera.

Mientras el Gobierno vincula la reciente "escalada de conflictos gremiales" con la tensa relación que mantienen por estos días la CGT y la Casa Rosada, la Federación de Obreros de Estaciones de Servicio y Garages de la Argentina (FOESGRA) insistió en remarcar que ese gremio sólo intenta preservar las fuentes de trabajo.

"En el sector de comercialización de combustible han desaparecido 3.000 estaciones de servicio (en los últimos años) y el responsable mayor del cierre de las bocas de expendios es la petrolera YPF", sostuvo Carlos Acuña, secretario general de FOESGRA, en un comunicado.

"Esperamos que el Gobierno de una vez por todas se anime a ponerle coto al monopolio de las naftas que, haciendo uso y abuso de poder, ha sacado de la actividad a miles de pequeñas y medianas empresas y más de 40.000 trabajadores", agregó el sindicalista, alineado con la CGT.

Tras fracasar negociaciones llevadas adelante en las carteras de Trabajo y Planificación Federal, el gremio convocó a un paro por 24 horas el viernes en reclamo por "la renovación automática de contratos de abastecimientos, el cierre de bocas de expendios y en defensa de la fuente laboral".

Sin embargo, el Gobierno dictó una conciliación obligatoria por 15 días, una medida que dejó sin efecto la huelga y generó "sorpresa" en la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA).

"Nos sorprende que el Ministerio haya decretado una conciliación obligatoria cuando no hay conflicto entre titulares de estaciones de servicio y empleados", sostuvo el presidente de CECHA, Oscar Díaz.

"El sindicato está reclamando por medidas que ha tomado YPF que le quitan rentabilidad a las empresas y muchas de ellas han cerrado", expresó Díaz, que aseguró que la entidad que lidera comparte la preocupación de FOESGRA.

En este sentido, afirmó que "no es casualidad que hayan desaparecido 200 estaciones de servicio este año", y además de cargar las tintas contra el Ejecutivo nacional, agregó: "Todo nuestro ambiente coincide en el planteo del gremio".

Para el titular de CECHA, "no existe de parte del Gobierno la más mínima intención de solucionar el problema", y recordó que FOESGRA había dejado en suspenso la semana pasada un paro, junto antes de Navidad, al recibir un compromiso oficial de encontrar una salida al conflicto.

"Lamentablemente no se encontró ningún tipo de solución, la única solución que encontró el Gobierno fue la conciliación obligatoria (...) Es un recurso para parar el reclamo, pero el problema sigue. Es más fácil frenar una protesta que solucionar un problema con una empresa como YPF", remarcó.

Por último, Díaz dijo que CECHA finalmente no se sumará a los asuetos de Año Nuevo anunciados por el Gobierno para el sector público, al no haberse producido un consenso al respecto en una cumbre celebrada en la víspera en la sede de la entidad, en la Avenida de Mayo al 600.

"No hubo consenso. La mayoría de las cámaras afiliadas a nuestra entidad no quiere generar más problemas de los que hay. Así que el tema se dejó librado a cada cámara, para que resuelva en su jurisdicción si adhiere o no (al asueto). Pero la mayoría entiende que no es conveniente", dijo Díaz.

Dejá tu comentario