7 de noviembre 2008 - 00:00

Grave: otra muerte de joven rugbier

El presidente del SIC, Eduardo Oderigo, habló con la prensay se lamentó por la desgracia ocurrida. Al mismo tiempo,desligó al club de responsabilidades.
El presidente del SIC, Eduardo Oderigo, habló con la prensa y se lamentó por la desgracia ocurrida. Al mismo tiempo, desligó al club de responsabilidades.
Alvaro Costa, jugador de rugby del equipo juvenil de San Isidro Club (SIC), murió ayer por la madrugada horas después de haber jugado un partido contra Regatas de Bella Vista como consecuencia de una «cardiopatía severa congénita», según indicaron ayer fuentes policiales, luego de que los forenses realizaran la autopsia.

El informe indicó que la anomalía cardíaca era incompatible con el deporte que el joven practicaba. El deceso del joven rugbier se produjo en su casa durante la madrugada de ayer, momentos después de sufrir una nueva descompensación.

El joven deportista fue llevado hasta el Sanatorio San Lucas de San Isidro por su familia cerca de la medianoche tras sentir fuertes dolores en el pecho.

Allí se le practicaron una serie de estudios y, como todos arrojaron resultados positivos, se le dio el alta médica y regresó a su domicilio.

En horas de la madrugada Costa volvió a descompensarse y sufrió una crisis de la que ya no pudo recuperarse pese a los intentos médicos de reanimarlo.

Ayer al mediodía las autoridades del SIC emitieron un comunicado donde expresaban su dolor: «Lamentamos profundamente el deceso del jugador Alvaro Costa». Además, afirmaron que «no se registró, ni por los responsables de la división, ni por el cuerpo médico, ningún hecho que requiriese atención médica». El presidente del club descartó que el jugador haya recibido golpes en el abdomen y en el tórax, como había trascendido en un primer momento.

Dejá tu comentario

Te puede interesar