20 de agosto 2014 - 23:29

Hallaron cráneos y restos de animales en un templo umbanda

El templo umbanda funcionaba en Florencio Varela.
El templo umbanda funcionaba en Florencio Varela.
Un "pai" umbanda era buscado en la zona sur del conurbano bonaerense, luego de que efectivos de la Policía provincial allanaran su "templo" en la localidad de Florencio Varela y detuvieran a dos colaboradores, acusados de golpear y asaltar a los fieles a los que atraían a las ceremonias.

En el procedimiento realizado en el domicilio en el que funcionaba el templo, ubicado en el cruce de El Hornero y Las Acacias, de Florencio Varela, las autoridades hallaron además 15 cráneos y otras 22 piezas óseas humanas utilizadas para el culto.

Las detenciones se concretaron esta madrugada, cuando efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Quilmes y de la SubDDI Florencio Varela llevaron a cabo una serie de tres allanamientos simultáneos en distintos lugares de la mencionada ciudad.

Según dijeron los voceros, en el templo fueron apresados dos hombres de nacionalidad argentina, en tanto que el "pai" no estaba en el momento y esta noche permanecía prófugo. En los allanamientos también fue detenido un hombre que, pese a no estar acusado del robo a los fieles, tenía un pedido de captura tras cometer otros delitos.

De acuerdo con lo relatado por las fuentes, la investigación que derivó en los operativos comenzó el domingo por la tarde, luego de que un hombre denunciara que durante la celebración del rito dos hombres -presuntamente los ahora detenidos- le dieron una golpiza y, ante la mirada de todos los presentes y con la anuencia del "pai", lo asaltaron.

"El hombre cuenta que no era la primera vez que iba al templo. Dijo que en medio de la fiesta dos hombres que estaban muy alcoholizados se le acercaron, lo empezaron a agredir y le robaron sus pertenencias", dijo a Télam un jefe policial, quien agregó que supuestamente "el pai vio todo y lo permitió".

La víctima denunció que los ladrones lo despojaron de un reloj, un anillo, su teléfono celular y su billetera con 11.000 pesos, luego de lo cual lo echaron a la calle.

Allí fue socorrido por un vecino de la cuadra, que lo ayudó a subir a su auto y le dio sus datos personales con el compromiso de presentarse ante la Justicia para servirle de testigo.

Tras la denuncia del hombre y el testimonio del vecino, la Justicia finalmente ordenó la realización del allanamiento del templo: "Es un espacio muy grande, lleno de sangre, de animales muertos y vivos en jaulas", aseguró el jefe policial consultado.

Los efectivos encontraron en el lugar un reloj como el que la víctima dijo que le quitaron y un anillo con sus iniciales, un revólver calibre .38 con la carga completa y otros elementos presuntamente también robados, agregaron las fuentes.

Además, fueron hallados 15 cráneos y otras 22 piezas óseas humanas que los detenidos utilizaban en la profesión del culto y que ahora serán objeto de investigación, en virtud de que los pesquisas creen que "pudieron haber sido tomados de tumbas profanadas".

En tanto, los investigadores encontraron también un auto estacionado en la puerta del templo, que se investiga si también fue producto de un robo, y esta tarde, mientras continuaba la intensa búsqueda del "pai" prófugo, procuraban determinar con cuántos hechos de similares características puede vincularse a los detenidos.

Dejá tu comentario

Te puede interesar