17 de diciembre 2004 - 00:00

Incorporarán a 2.000 policías para patrullar el conurbano

León Arslanian
León Arslanian
Amortiguado el impacto de los secuestros y los delitos graves, León Arslanian concentrará los primeros meses de 2005 en incrementar el número de policías que patrullan las calles. El proceso tendrá su epicentro en el conurbano, donde incorporará 2.000 nuevos efectivos. A poco de jurar como ministro de Seguridad, en abril pasado, Arslanian estimó que para lograr un nivel « razonable» de presencia policial, necesitaba aumentar 30 por ciento la cantidad de uniformados. Es decir: sumar 16 mil efectivos a los 47 mil que, por entonces, tenía la Bonaerense.

• Egresados

La previsión original fue agregar 5.000 policías en los primeros 360 días de la gestión. A esta altura del año, cuando pasaron nueve meses del ciclo Arslanian, la cifra programada está cerca de alcanzarse, según indicó su viceministro, Martín Arias Duval.

En el último mes, por caso, egresaron 335 oficiales de la Escuela Juan Vucetich. En pocos días, lo harán 484 agentes de la Escuela Rosendo Matías y, en paralelo, el lunes saldrá a la calle otra tanda de uniformados: los 380 del primer pelotón de la promocionada Policía de Buenos Aires II.

• Reformas

La decisión es parte de un programa ambicioso que empuja el gobierno de Felipe Solá, que combina el incremento de la cantidad de efectivos con reformas tácticas y operativas. A saber:

• Los 2.000 policías adicionales que durante 2005 se desplegarán por el conurbano -donde actúa 60 por ciento del «ejército» de la Bonaerensese ensamblan con el plan de Arslanian de crear la Policía Distrital que, como dato distintivo, tiene mando unificado en un jefe cuyo territorio de acción se limita al municipio. El primer ensayo marcha en el conurbano norte y abarca San Isidro, Vicente López, Pilar, San Fernando y Tigre. Hasta ahora, los jefes comunales están conformes. De hecho, ayer reforzaron el acuerdo con la provincia para profundizar el plan. Entre otras cuestiones, a partir de 2005, los municipios participarán de la convocatoria a nuevos policías, una forma de apuntalar la pretensión de Arslanian de que los uniformados actúen en el mismo distrito en el que viven sus familias.

• En enero -o a más tardar en febrero-el modelo de Policía Distrital
se extenderá a la Departamental de San Martín, que engloba a los municipios de Malvinas Argentinas, José C. Paz, San Miguel, Tres de Febrero y San Martín. Desde hace un mes, un equipo enviado por Arslanian elabora, cotejando índices delictivos y mapas socioeconómicos, un informe a partir del cual se definirán las características con que se instrumentará el parcelamiento en esa zona.

• Además, la Departamental de San Martín fue el territorio seleccionado por Arslanian para hacer debutar el 3 de enero a la Policía de Buenos Aires II. Ese grupo de 380 jóvenes, capacitados en establecimientos de Gendarmería, saldrá a la calle con un tutor que los oriente en su debut y portando un uniforme exclusivo: será de fajina -con similitudes al de Infantería-y con un distintivo naranja que aportará el «toque» particular. Los patrulleros también tendrán esa «otra imagen», un intento -por ahora simbólicode separar a la largamente sospechada Bonaerense de una «nueva policía». En principio, la PBA II tendrá marcadas diferencias:
no contará con comisarías, sino con una Estación desde donde saldrán a patrullar y, quizá más relevante aún, el mando no provendrá de la Bonaerense: el jefe será Heriberto Rattel, un prefecto general retirado de Prefectura Nacional, mientras su segundo será un comandante mayor ( también retirado) de Gendarmería. En enero, otros 600 aspirantes comenzarán a recibir formación para, a mediados de 2005, calcar el modelo PBA II a la Departamental Lomas de Zamora Sur, que tiene su base en la siempre caliente Avellaneda.

• Pero no todo estará centralizado en el conurbano: en 2005, está pautado incorporar 1.200 nuevos efectivos en los distritos con menos de 70 mil habitantes que adhirieron a la Policía Comunal. Se trata, en su mayoría, de distritos del interior bonaerense. Este sistema, a diferencia del Distrital,
trasplanta el mando de la Policía en el intendente municipal. En promedio, permitirá agregar 10 efectivos por comuna. También se irán agregando uniformados en otras áreas: lo pautado es sumar 600 entre Infantería y Caballería, y otros 200 en Policía Vial.

Dejá tu comentario

Te puede interesar