Oporto: director acusado de abuso "no volverá a dirigir una institución"

Información General

El director general de Cultura y Educación bonaerense, Mario Oporto, aseguró que el ex director de la escuela de Florencio Varela acusado de abusar de una menor "no va a volver nunca a dirigir una institución".

"Esta persona no va a volver a dirigir nunca una institución, eso desde ya. Nunca me adelanto al final de los sumarios, respeto la independencia del sumariante pero, de todas maneras, con los indicios que hay, no dudo que el final va a ser la exoneración", explicó Oporto.

El titular de la cartera educativa detalló que la denuncia sobre el abuso "fue hecha en enero por la abuela de la nena en nuestra Jefatura Distrital, así que inmediatamente iniciamos el sumario en febrero y separamos (del cargo) al director".

"De todas maneras -continuó- el director, una vez que fue separado, pidió licencia y nunca más apareció", dijo el funcionario.

Oporto explicó que "igual continuamos nuestra investigación sumarial y nos acoplamos a la investigación de la justicia para colaborar con el fiscal y poder llegar hasta las últimas consecuencias de un hecho perverso y aberrante".

Sostuvo que en las escuelas "hay mucha vigilancia y mucho cuidado de los chicos y este tipo de casos es excepcional. Es un hecho que muy grave que nos conmueve".

"Nosotros, ahora, tenemos que trabajar sobre la institución y la nena, fundamentalmente; lo hemos hecho desde el primer momento. Ahora que la Justicia siga su camino y nosotros vamos a colaborar con ello", concluyó.

La semana pasada, la abuela de una nena de 13 años había denunciado que la chica fue abusaba por el director del colegio, con quien habría mantenido un romance.

El hecho se produjo en la ESB número 46 de ese partido bonaerense, donde también trascendió que la autoridad educativa le habría mandado a la niña pornografía por mensaje de texto a su celular y hasta la habría amenazado si contaba lo ocurrido, lo que generó temor en la menor.

El sospechoso, identificado como Mario Braccamonte, de 45 años, fue detenido el pasado viernes.

La madre de la menor, Débora Ramírez, descubrió en enero pasado unas cartas en las que la chica contaba el presunto romance con Braccamonte y se lo contó a su suegra.

La abuela, quien hace más de 20 años que trabaja como portera en la escuela primaria que se encuentra al lado del establecimiento al que asistía su nieta, no dudó en radicar la denuncia y la cambió de colegio.

Los investigadores determinaron que el primer abuso ocurrió en noviembre del año pasado cuando la chica fue con su hermana a la escuela a devolver unas llaves que tenía su abuela un día que había paro docente.

El director le pidió a la más grande que fuera a comprar galletitas y cuando regresó de hacer el mandado intentó abrir la puerta pero estaba cerrada. Un rato después la joven de 13 años apareció con la ropa manchada con sangre.

Dejá tu comentario