¿Por qué tiembla El Calafate?

Información General

Los temblores comenzaron hace un mes. Desde ese momento, los habitantes de El Calafate sintieron cuatro o cinco réplicas que inquietaron la tranquilidad de la localidad santacruceña. "Es como si un auto chocara tu casa", grafica a ámbito.com César Martínez, uno de los vecinos que el sábado y domingo pasado despertó cerca de las cinco de la mañana sobresaltado por el fenómeno.

"Los reportes de la gente hablan de un sacudón y explosión que dura unos tres segundos", relata el Director General de protección Civil de la provincia, Fabián Gauna. Alertados por los llamados, el organismo envió un equipo de geólogos y un vulcanólogo a la región, para verificar o descartar las hipótesis que, a priori, aparecen como más factibles: un reacomodamiento de placas tectónicas o el incipiente despertar de un gigante llamado Reclus, al otro lado de la frontera con Chile.

El Reclus es un volcán tranquilo, casi olvidado para los científicos. La última actividad que se le registra, aunque sin erupción, data de una serie de temblores del año 1969. Ahora, la misión se apresta a sobrevolarlo para vigilarlo de cerca.

La imprecisión sobre las causas de los espasmos del suelo obedecen en realidad a una falla del sistema de radar, un orificio en la red de señales de detección temprana que deberían envolver la región como una telaraña. "No tenemos un sismógrafo cercano, no lo hay en el territorio que va desde Bariloche a Río Grande, pero estamos en gestiones para conseguirlo. Hay que tener en cuenta que sale entre 50 y 70 mil pesos", adelanta el funcionario.


Tres temblores en una semana

Los movimientos no son nada nuevo para los vecinos de El Calafate. César vive hace más de 20 años en la ciudad y recuerda tres o cuatro episodios similares en ese lapso, pero lo que resultó más extraño fue la secuencia: "En un mes y medio fueron cuatro o cinco, y tres en los últimos siete días".

El fin de semana el tema estalló en las redes sociales y dio lugar a las teorías más diversas, por lo que se espera que el contingente científico que arribó hace unas horas a El Calafate para reunirse con las autoridades locales efectúen un relevamiento, aclaren las incógnitas y disipen temores.

Luego, enfocar los esfuerzos en las tareas de prevención de daños y esperar un guiño. Como admite el Director de Protección Civil, "en caso de riesgo nuestra tarea se limita a evacuar a gente que se encuentre en peligro ante el colapso de su vivienda. Contra la naturaleza no se puede hacer nada".

Dejá tu comentario