Conmemoran por primera vez el Día Nacional del Síndrome de Asperger

Información General

La fecha coincide con la conmemoración internacional. En el país se instituyó la conmemoración por ley.

El Día Nacional del Síndrome de Asperger se conmemora este 18 de febrero por primera vez, junto a la jornada Internacional sobre esa enfermedad, denominada así en memoria del médico austríaco Hans Asperger, que fue el primero en diagnosticar este trastorno del desarrollo, de base neurológica, que afecta el funcionamiento social y el espectro de intereses y actividades de una persona.

El Día Nacional quedo instaurado luego de que el Congreso de la Nación eligiera el 18 de Febrero de cada año como "Día Nacional del Síndrome de Asperger" a través de la Ley 27.517, aprobada el 28 de agosto del año pasado.

Desde el año 2016 se viene conmemorando, en todas las provincias de Argentina, el Día Internacional del Síndrome de Asperger, fecha en la cual se organizan diferentes actividades informativas y se busca instalar un espacio social de difusión de la información necesaria para la inclusión.

El término fue utilizado por primera vez por Lorna Wing en 1981 en una revista de psiquiatría y psicología, y lo denominó así en reconocimiento del trabajo previo de Hans Asperger, psiquiatra y pediatra austríaco que ya había descrito el síndrome en 1943, tras evaluar a varios chicos con estas características.

El Día Internacional se conmemora desde el 18 de febrero de 2007, con el objetivo de hacer visible al colectivo, sus necesidades y capacidades, promoviendo la concientización de la opinión pública.

Las personas con esta condición suelen presentar dificultades comunicacionales, a pesar de tener habitualmente un buen desarrollo temprano de vocabulario. Estos problemas se pueden notar en la forma de hablar, emplear palabras, léxico y comprensión del lenguaje social. Suele costarles registrar emociones propias y ajenas.

Muchas veces son “expertos” en algún tema de su interés y hablan detalladamente de ese tópico, sin mantener un ida y vuelta en la conversación. En general, las dificultades se evidencian en la socialización con pares que pueden no notarse en la interacción social con adultos e incluso con niños más grandes o más pequeños.

La doctora Viviana Enseñat, coordinadora de la Unidad de Pediatría del Desarrollo del Hospital Británico, explica que los individuos con Asperger “suelen tener dificultades en el procesamiento sensorial, esto varía desde hipersensibilidad auditiva, dificultad con cambios de posición, hasta selectividad alimentaria”. También es muy característico que tengan un patrón de intereses restringido que puede ir cambiando a lo largo de la vida.

“Por supuesto, no hay un niño igual a otro, y las manifestaciones pueden variar. Lo importante es saber reconocerlo como sociedad y comprender que es una condición más”, asegura la profesional.

Por último, la doctora Enseñat resaltó que “lo más importante del rol del profesional, es trabajar en equipo con la familia, la escuela y los terapeutas, y comprender lo que esa familia y niño o niña están necesitando en cada instancia”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario