La pandemia cambió la forma de vestir y la ropa informal se instaló en las oficinas

Información General

Las marcas están prestando atención a esta tendencia mundial y empezaron cambiar la indumentaria que venden.

La ropa cómoda, holgada e informal que trajo la pandemia, difícilmente se vaya. De hecho, aquellos que ya están volviendo de a poco a la oficina evidencian un cambio de outfit, en el que predomina la ropa casual.

Ya desde el año pasado las marcas captaron este cambio de paradigma y comenzaron a adaptarse a la nueva realidad.

Las grandes marcas están prestando atención a esta tendencia global. De hecho, algunas conocidas como Zara, Mango y H&M están destacando los pantalones, camisas y vestidos “smart casual” en sus sitios web, junto con la ropa de casa y deportiva que los confinamientos hicieron omnipresentes.

Marcas

Muchas de las principales marcas de moda han lanzado nuevas colecciones para esta temporada de vuelta al trabajo, mientras la relajación de las restricciones y las campañas de vacunación impulsan la movilidad.

Las tiendas que más rápidamente alcanzaron los niveles de ventas anteriores a la pandemia son las que venden ropa de trabajo informal o mixta, según analistas y fuentes de la venta de moda en Londres y Madrid, donde las altas tasas de vacunación de Europa han ayudado a reanudar la actividad.

Alberto Gavilán, director de talento de la agencia Addeco, dijo que la vestimenta formal es ahora la excepción. “Personalmente creo que se extenderá el ‘business casual’ que tan eficaz y cómodo se ha mostrado en los últimos meses”, sostuvo.

Lucía Danero, asesora de compras del famoso El Corte Inglés de Madrid, ha notado un flujo de clientes que buscan renovar, pero los hombres ya no piden probarse corbatas. “Antes era impensable que un hombre acudiera a la oficina con una remera y un chaleco y ahora se está viendo”, dice, mientras pasea por los pasillos y señala los pantalones que ahora buscan los empresarios.

Tendencias

La tendencia es global. Las marcas Vince, Me+Em, Uniqlo y The White Company, y minoristas estadounidenses y británicos como Nordstrom y John Lewis, están dedicando “un espacio a la ropa de trabajo moderna, con un fuerte énfasis en las piezas sin temporada para garantizar la versatilidad y la longevidad”, dijo la agencia de inteligencia de tendencias Stylus en un informe reciente.

En la Argentina la tendencia también se ve. El homeo-office transformó la manera de vestirse y quienes volvieron al trabajo mantuvieron en parte esta “nueva vestimenta”.

En el backstage de la semana de la moda de Madrid, los diseñadores apostaron por los nuevos comienzos, que parecían incluir vestidos brillantes e informales y jerséis coloridos.

“Tenés que sentirte bien. Los zapatos de tacos han quedado para momentos bien puntuales porque es verdad que un estileto te da un look bien mono, te acaba el look. Pero en el día a día creo que la gente se ha bajado de ellos, para ir mucho más cómoda”, dijo la diseñadora española Maite Casademunt, en cuya colección “Comfy Wild” predominaban los vestidos, la ropa cómoda y elegante y las zapatillas deportivas.

Agencia Reuters y Ámbito

Dejá tu comentario