Tras siete horas, rescataron a la nena que había caído a un pozo

Información General

Una niña de tres años que cayó a un pozo de más de 20 metros de profundidad, en una casa quinta del partido bonaerense de Florencio Varela, fue rescatada por policías y bomberos.

Los bomberos consiguieron colocarle un arnés con forma de bombacha, a las 23.52, y la nena, de nombre Vanesa, fue prácticamente izada para sacarla del pozo de 23 metros de profundidad sobre la medianoche, y tras siete horas de labor.

En el lugar, donde se encontraba entre otros el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, hubo gritos de alegría al ver salir a la niña del pozo que fue subida a una ambulancia para ser trasladada a un hospital cercano.

El estado de la niña era de aparente lucidez y buen estado de salud y minutos antes de ser rescatada, la madre pudo comunicarse con ella a través de un megáfono y le preguntó "¿estás bien?" y la nena respondió que sí.

Fuentes policiales y de bomberos informaron que el hecho se inició esta tarde, a las 18.30, en una predio rural de unas diez hectáreas, ubicado en 1363 y 1328, en el barrio Los Pilares, de La Capilla, en Florencio Varela, del sur del conurbano.

El jefe de los Bomberos Voluntarios local, Marcelo Tucci, dijo a la prensa que la víctima vive en ese lugar y que el pozo "está a unos 20 metros de la casa".

Según las fuentes, Vanesa caminaba junto a una hermana mayor cuando cayó a un pozo de agua de unos 30 centímetros de diámetro y entre 21 y 24 metros de profundidad.

Tras la caída, arribaron al lugar efectivos de la policía de Florencio Varela, bomberos voluntarios y ambulancias del hospital local, que iniciaron las tareas de rescate en el pozo, situado a unos 300 metros de la entrada al predio.

Poco después de las 19, el gobernador bonaerense Daniel Scioli, se presentó en el la quinta junto al ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Casal, y el jefe de la policía, Juan Carlos Paggi, a quienes se los vio junto a la madre de la niña, que permaneció arrodillada junto al pozo, tratando de contener y calmar a su hija.

Dejá tu comentario