Travesti pidió perdón y admitió que quería matar a médico

Información General

La travesti que el sábado mató a una joven laboratorista en una clínica de la ciudad rionegrina de Cipolletti y efectuó cerca de 30 disparos admitió que quería asesinar a un médico, al que acusó de mala praxis contra su madre.

Héctor Díaz (42) o "Laila", como la llaman familiarmente, mantuvo un breve contacto con la prensa al ingresar al juzgado para prestar declaración indagatoria ante el juez de instrucción Penal 4 de Cipolletti, Santiago Márquez Gauna.

"Mi intención era el médico. Mi mamá está en estado vegetativo por culpa del doctor Núñez. El hizo mala praxis y se aprovechó de una mujer de ochenta años", afirmó.
Dijo estar "arrepentida" y destacó que se "llevaba bien con algunas enfermeras y con otras no".

"Pero yo les dije corran. Le pido perdón a esa gente que sé que no me va a poder perdonar", remarcó. "Laila" ingresó a la clínica Fundación Médica de Río Negro y Neuquén el sábado por la mañana, subió al segundo piso y comenzó a disparar un revólver calibre .32 exigiendo que un médico le pidiera disculpas públicamente tras acusarlo de mala praxis cuando atendió a su madre.

La travesti estuvo más de dos horas en esa actitud, disparó al menos 30 balas, tuvo de rehén a un médico y cuando descubrió tendido en el piso el cuerpo de una mujer, avisó a la Policía, soltó el arma y fue reducida.

La víctima fue Carla Milla (24), técnica del laboratorio de la clínica, quien fue alcanzada por un proyectil que le causó la muerte casi en el acto. El hecho causó pánico dentro del centro de salud, donde trabajadores, pacientes y familiares se tiraron al piso y algunos se refugiaron en los placares.

Mientras se llevaban a cabo las tratativas entre la agresora y el mediador policial, los bomberos debieron utilizar una autobomba para, con el auxilio de una escalera mecánica, poder evacuar el edificio.

Respecto del caso de supuesta mala praxis, al parecer, la madre de la ahora detenida había sido derivada desde el hospital Castro Rendón hacia la clínica cipoleña para ser operada del corazón, pero al regresar a Neuquén tuvo una descompensación y permanecía internada en grave estado en el primer centro de salud.

Dejá tu comentario