YachaY: el proyecto del que participan dos universidades para mejorar la educación virtual

Información General

Cofinanciado por el programa Erasmus+ de la Unión Europea y que impulsa la educación del siglo XXI en América Latina para adaptarla a las demandas de los sectores socio-productivos.

Las universidades Nacionales de San Martín (UNSAM) y de Mar del Plata (UNMDP) participarán junto a otras casas de estudios iberoamericanas del proyecto YachaY que busca crear Sistemas inteligentes de personalización y flexibilización para mejorar la calidad de la Educación Superior Virtual en América Latina.

Se trata de un proyecto de fortalecimiento de capacidades, cofinanciado por el programa Erasmus+ de la Unión Europea y que impulsa la educación del siglo XXI en América Latina para adaptarla a las demandas de los sectores socio productivos, así como las posibilidades generadas por las tecnologías de la comunicación (TIC) que están transformando las ofertas pedagógicas y los mercados laborales a escala global.

La pandemia implicó desde 2020 un vuelco abrupto hacia la educación virtual y aceleró el desafío que enfrentan las universidades, con décadas o cientos de años de trayectoria, a la hora de explorar el uso de nuevas tecnologías y adoptar nuevas prácticas.

Conscientes de los desafíos y posibilidades actuales y próximas, un conjunto de investigadores, autoridades y personal de gestión en ocho universidades iberoamericanas se embarcaron en este proyecto que espera relevar y satisfacer los requisitos de la educación del siglo XXI de flexibilización, personalización e inclusión, en sinergia con el entramado productivo.

El objetivo de la personalización es que los contenidos de los cursos estén disponibles en diferentes formatos independientemente del contexto en el cual se recibe la formación académica.

Si bien pueden existir instancias sincrónicas presenciales o remotas, el objetivo es que haya contenidos disponibles en cualquier momento. El objetivo es que concluido el proyecto, se cuente con el “sistema YachaY” con los siguientes componentes: un perfil electrónico y un portafolio/mochila en la nube y portable, cursos modulares de formación del profesorado en flexibilización curricular y personalización de contenidos, un sistema de recomendación de rutas de aprendizaje con asistentes virtuales, un sistema inteligente de apoyo a la gestión universitaria y un sistema de credenciales universitarias y de empresa convalidables.

Este sistema busca ser interoperable con otros sistemas y abierto al reconocimiento de otras trayectorias formativas.

La modularización implica la existencia de cursos que las personas pueden tomar o no, opcionalmente. La decisión de qué cursos tomar y dónde, contará con la guía de un sistema de inteligencia artificial que tendrá en cuenta las necesidades y preferencias de cada estudiante y la oferta de cursos. No se trata tanto de contenidos opcionales en el sentido de materias optativas, sino por el contrario de contenidos fundamentales para las necesidades de quienes toman el curso. Esta personalización es acompañada también por una mayor flexibilidad, en términos de garantizar la inclusión y la accesibilidad.

El objetivo de la personalización es que los contenidos de los cursos estén disponibles en diferentes formatos independientemente del contexto en el cual se recibe la formación académica.

Si bien pueden existir instancias sincrónicas presenciales o remotas, el objetivo es que haya contenidos disponibles en cualquier momento, atendiendo a que algunos estudiantes tienen mala conexión a internet, que otros prefieren escuchar la clase mientras viajan y otros leer de noche con poca luz, por no hablar de quienes tiene discapacidades y requieren por ejemplo que una foto o un esquema técnico tenga un equivalente descriptivo en texto o en audio.

Dejá tu comentario