15 de enero 2023 - 00:00

Emprendedor sub 23: abrió un bar y es socio de una marca de cerveza

Ramiro Suárez Plata cambió el rumbo de su vida y dejó la Ingeniería para emprender en el mundo de la cerveza. Con una inversión de 60 mil dólares, fundó Grizzly, donde combina su bebida favorita con buenos platos.

Grizzly - canillas.jpg

Todo comenzó hace cinco años cuando Ramiro Suárez Plata, en ese entonces jefe de Servicio Técnico de una empresa muy importante a nivel tecnológico, decidió emprender en Grizzly, un bar de cervezas artesanales con una propuesta inspirada en un refugio de montaña que se complementa con una cocina desde donde salen platos elaborados a partir de productos de estación y materias primas de primera calidad, que prometen ser el maridaje perfecto de las cervezas que rotan diariamente en su pizarra.

Cuando dejó el mundo electrónico, Suárez Plata decidió formarse como sommelier de cervezas y hacer capacitaciones ligadas al tema hasta llegar a la certificación Cicerone, un reconocimiento internacional que lo avala como anfitrión de cervezas.

Grizzly brindis (2).jpg

En el año 2022 se sumó como socio a Hopson, una fábrica de cervezas donde participa mayormente en el área comercial y además aporta todos sus conocimientos como sommelier para la elección del producto con base en lo que cree que se necesita en el mercado.

Inversión, rentabilidad y cifras

La inversión inicial fue de 60 mil dólares y en adelante se ha seguido invirtiendo siempre en mejoras. El local funcionaba como un laboratorio donde se elaboraban medicamentos, por lo cual acondicionarlo tomó mucho trabajo, prácticamente supuso hacerlo desde cero, “para que tengas una idea el lugar no tenía medidor de luz ni de gas, los baños se hicieron desde cero y no tenía cocina (…) la inversión inicial siempre es mayor a lo que uno se plantea.”, asegura el dueño.

“Hoy en día, manteniendo productos de primer nivel, es difícil. Los proveedores ´Elite´ suben los precios cada 15 días, esto en el bar es inviable. En la cerveza se podría decir que se tiene en promedio una ganancia del 30%, al igual de la comida.”. manifiesta Ramiro.

El local tiene capacidad para 80 comensales, y el emprendedor sostiene que la afluencia es variable: “me encantaría decir que siempre está lleno pero los días son erráticos. Un martes pueden venir 70 personas y un sábado 20 y viceversa, así es a lo que estamos acostumbrados, los que están en gastronomía lo sabrán.” culmina.

El bar

Cuenta con 14 canillas en las cuales varían regularmente productores premiados nacionales e internacionales. La cerveza se conserva en una cámara de frío que alberga hasta 40 barriles al mismo tiempo a una temperatura especial que oscila entre 0 a -2ºC, lo cual permite mantener la bebida refrigerada y en óptimas condiciones. Por último, un equipo de frío, que mantiene todas las líneas que salen desde esta cámara hasta las canillas, completa el sistema. La durabilidad de los barriles una vez tirados puede ser de no más de 10 días y en cámara hasta un mes, aunque admite humildemente que no llegan a ese tiempo, pues tiene una rotación bastante rápida.

Grizzly - platos (64).jpg

Para los paladares ávidos por llevar la experiencia a casa, cuentan con una enlatadora que permite que todas las cervezas disponibles en canillas puedan enlatarse y trasladarse con seguridad.

Por su parte la cocina, de carácter estacional e inquieta, se luce con platos elaborados a partir de productos de estación y materias primas de primera calidad, que incluyen tablas de fiambres y quesos, tapas que rememoran el estilo español y otras opciones para llevar al centro de la mesa y compartir. Para quienes prefieran algo más contundente, pueden optar por sus hamburguesas y sándwiches.

Dirección: Palestina 1107, Villa Crespo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar