Running: los mejores cinco lugares para correr en Capital

Lifestyle

Los corredores porteños tienen cierta predilección por algunas locaciones, que ya se convirtieron en clásicos. Hay hasta una pista de atletismo profesional que es libre y gratuita.

Capital Federal tiene varios pulmones verdes que son ideales para la práctica del running. Se trata de lugares elegidos por los corredores porque pueden atravesar más kilómetros de corrido sin interrupciones, presentan desniveles que permiten hacer diferentes tipos de entrenamientos y además permiten entrar en contacto con la naturaleza.

Ámbito realizó un listado de los mejores cinco lugares en CABA para salir a correr. Si bien, como todo ranking es arbitrario, se trata de los sitios más populares entre los runners y los más elegidos por los running teams para establecer su base.

Bosques de Palermo

Embed

El Parque Tres de Febrero, popularmente conocido como los Bosques de Palermo, es un conjunto de parques que se caracterizan por la gran cantidad de árboles, lagos y El Rosedal. Allí los corredores tienen múltiples opciones para trazar diferentes recorridos sin obstáculos.

Uno de los lugares más elegidos por los corredores es el óvalo, un circuito de 1.600 metros que rodea a la Plaza Holanda, que es no más ni menos que el famoso Rosedal. Además, se trata del sitio donde los running teams en general colocan su base, ya que es ideal para diferentes tipos de trabajos y tiene marcas cada 100 metros.

Por otro lado, aquellos que quieran realizar cuestas tienen el famoso circuito del ciervo. Es un sector con un gran desnivel e importantes raíces que emergen del suelo, que está ubicado muy cerca de la estatua “Familia de Ciervos”, un obra del francés Arthur Leduc.

Reserva Ecológica

Embed

Otro clásico de los corredores porteños es la Reserva Ecológica, ubicada en Puerto Madero. Es un lugar donde una persona se puede desconectar completamente de la ruidosa ciudad y los runners pueden correr sobre un sendero de tierra plano.

Gracias a los caminos internos, los corredores pueden elegir entre cuatros recorridos. El más corto es de 2,2 kilómetros y el más extenso tiene 8 kilómetros.

En la entrada hay bebederos y duchas, pero no en el resto del camino. Por este motivo, es importante llevar hidratación, sobretodo en épocas donde las temperaturas rozan o superan los 30 grados.

Por otro lado, el recorrido se puede ampliar por las calles de Puerto Madero, que ofrecen muchos espacios verdes. Además, hay múltiples lugares con cuestas, muchas de ellas muy cercas a la entrada de la Reserva Ecológica.

Parque Chacabuco

Embed

El Parque Chacabuco tiene dos grandes atractivos. El primero es su contorno, que ofrece un circuito de aproximadamente dos kilómetros, el cual aparentemente es llano, pero en realidad dos de sus lados son en subida y dos en bajada (dependiendo del sentido en el que corramos).

El segundo es la pista de atletismo profesional de tartán, cuya entrada está ubicada sobre Avenida Asamblea. La misma fue renovada en 2018 y es de acceso libre y gratuito, con algunas restricciones en épocas de pandemia (no puede haber más de 150 personas y aquellos que la usen para caminar pueden hacerlo sólo de 9 a 18).

La pista, que abre sus puertas para runners de 6 a 23, es de 400 metros y tiene ocho andariveles. El primero de ellos es exclusivo para grupos de entrenamiento.

Parque Sarmiento

Embed

Si hablamos de lugares populares para correr, el Parque Sarmiento no puede faltar. Se trata de un pulmón verde ubicado en Saaavedra que posee 70 hectáreas. Ofrece un circuito de aproximadamente 5 kilómetros.

Allí se realizan muchas carreras, incluida una de las fechas del campeonato metropolitano de atletismo cross country. Además, es funciona como base de muchos running teams, que reciben gente de capital federal y de provincia.

Parque Centenario

Embed

Finalmente, pero no menos importante, aparece como una popular opción en Parque Centenario. El circuito que lo rodea es de 1,5 kilómetros, una distancia ideal para los que recién están arrancando.

Muchos runners esquivan este lugar por la gran concentración de gente, especialmente después de las 18. Sin embargo, las calles internas del parque lucen prácticamente vacías, ofrecen un paisaje más verde y tienen un mayor reparo gracias ala gran cantidad de árboles, convirtiéndolas en ideales para realizar todo tipo de trabajos.

Dejá tu comentario