Síntomas y causas de la incontinencia urinaria

Lifestyle

Los escapes de orina ocurren cuando la musculatura de esta área se debilita a causa de embarazos, obesidad y práctica de deportes de alto impacto. Lo importante es que existen soluciones.

La incontinencia urinaria es una afección silenciosa, muchas veces considerada tabú, que afecta a millones de personas en todo el mundo y también puede presentarse en los hombres. Lo que pocos saben es que trabajar la musculatura de una parte del cuerpo, muchas veces olvidada, es fundamental para evitar problemas a futuro: el suelo pélvico.

Es que este problema está generalmente ligado a una musculatura del suelo pélvico debilitada. El embarazo, la obesidad y la práctica de deportes de alto impacto, entre otros factores, pueden afectar esos músculos.

Qué provoca la incontinencia urinaria

Existen tres formas de incontinencia urinaria: incontinencia de esfuerzo (escapes de orina al toser, reír, estornudar, o al realizar algún esfuerzo físico); incontinencia de urgencia (vinculada a un deseo muy intenso, e incontrolable de orinar con dificultades para llegar a tiempo al baño) y la mixta (una combinación de las anteriores).

Cómo saber si sufrís de incontinencia urinaria

“El suelo pélvico es el conjunto de músculos y ligamentos antigravitatorios que se encuentran en la base de la pelvis. Cabe destacar que un suelo pélvico debilitado no solo está ligado a la incontinencia urinaria, una afección silenciosa y de la que poco se habla pero que afecta a 400 millones de personas en todo el mundo, sino también al dolor al mantener relaciones sexuales, anorgasmias, prolapsos vaginales y de vejiga, y muchas otras patologías.” indicó la doctora Carolina Suarez, especialista en ginecología y obstetricia, directora del centro Uroginec, en Esquel.

Existen tratamientos para tratarlo, que son más eficientes cuanto más pronto comienzan a realizarse. “Los ejercicios de Kegel son ejercicios simples que consisten en activar la musculatura del suelo pélvico como si tuviésemos la intención de contener la orina. De todas maneras, es importante consultar con un especialista en suelo pélvico para la correcta indicación”, comentó la kinesióloga Valentina Urbina, especialista clínica de BTL Aesthetics.

Por otro lado, existen tratamientos que se pueden realizar con aparatología específica. “Lo más efectivo para estos casos es la tecnología HIFEM, una silla que permite tratar y fortalecer el suelo pélvico de forma no invasiva y en pocas sesiones. Mientras el paciente permanece vestido durante todo el procedimiento, la silla EMSELLA a través de un campo electromagnético de alta intensidad activa las neuronas motoras en el suelo pélvico contrayendo los músculos de la zona en profundidad”, comentó el doctor Jorge Alberto Elías, uroginecólogo, especialista en medicina regenerativa de Buenos Aires. Este procedimiento “equivale a hacer 11.200 ejercicios Kegel en una sola sesión, regenera los tejidos musculares y neurales y previene los escapes de orina”.

Con el fin de concientizar sobre esta problemática, BTL Aesthetics se unió a Periné Consciente, un proyecto nacido hace 5 años, a raíz de la dificultad que tuvieron dos francesas residentes en Argentina para encontrar la atención adecuada cuando las dos fundadoras tuvieron que lidiar con patologías del suelo pélvico tras partos difíciles. Buscan visibilizar la importancia del suelo pélvico y abrieron un blog como “herramienta de autodescubrimiento anatómico” para que todas puedan conocer y cuidar esa zona esencial para la calidad de vida de las personas y facilitar el contacto entre las mujeres y los profesionales adecuados.

Dejá tu comentario