Alan García confía, pero ventaja cede

Mundo

Lima (Reuters, EFE) - El ex presidente Alan García se mostró ayer optimista en que definirá la presidencia de Perú en una segunda ronda electoral, pese a que la ventaja que tiene sobre la conservadora Lourdes Flores se acorta cada vez más.

Según el conteo oficial más reciente, la diferencia entre García y Flores se redujo a 89.396 votos, debido a que la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) ya procesó casi la mitad de los sufragios del extranjero, donde se impone Flores.

Con 90,36% de los votos escrutados, García, de 56 años, bajó a 24,35% de los sufragios y Flores, una abogada soltera de 46 años, avanzó a 23,56%. Ollanta Humala, un militar retirado temido por los inversores por sus planes de incrementar el control del Estado sobre la economía, sigue liderando los conteos con 30,84%, lejos del 50% más un voto necesario para ganar en primera vuelta.

«Hay que esperar con total serenidad y calma. Yo tengo plena confianza», dijo García, cuyo gobierno (1985-1990) terminó en una severa crisis económica y en el apogeo del terrorismo de Sendero Luminoso, a la radioemisora local RPP.

A más de una semana de celebrados los comicios, aún existen 8.138 actas observadas que no han sido computadas por la ONPE, lo que representa más de un millón y medio de votos. «Al contabilizar los votos observados en todo el país, nuevamente se acrecentará la ventaja», afirmó García.

El partido aprista de García estima que su candidato pasará a la segunda ronda electoral, con una diferenciade entre 70.000 y 100.000 votos por el peso de los sufragios del interior de Perú. Pero Flores, preferida por los inversores por su discurso pro mercado, dijo que también confía en que el cómputo de los sufragios observados incline la balanza a su favor.

«Es la esperanza que tenemos, la ilusión que tenemos y lo que nuestras perspectivas nos dan. Falta un millón y medio de votos», dijo Flores.

Según la jefa de la ONPE, Magdalena Chú, a fines de abril se conocerá quién disputará la presidencia en la segunda ronda, que se realizaría a fines de mayo o principios de junio.

Partidarios de los dos candidatos que pelean el ingreso en el ballottage están tendiendo puentes para formar una posible alianza política que enfrente a Humala en la segunda ronda.

«A mí me parece que hay que construir las bases de la gobernabilidad de Perú, que desde mi perspectiva se apoyan primero en las dos fuerzas que hemos obtenido un respaldo presidencial equivalente», refirió Flores.

Dejá tu comentario