Qué es el Novichok, la sustancia con la que atacaron al opositor ruso Alexéi Navalny

Mundo

Los agentes que lo componen son hasta ocho veces más letales que otras armas químicas como el gas sarín o el VX.

Este miércoles el gobierno de Alemania confirmó, en base a estudios realizados por el laboratorio de sus Fuerzas Armadas, que el principal opositor ruso, Alexéi Navalny, fue envenenado con el agente tóxico Novichok, una creación de la URSS y que Rusia niega, no obstante, poseer.

El Novichok no es nuevo en las tramas de supuestos ataques de Moscú a desertores u opositores. Hace dos años, Reino Unido responsabilizó al gobierno de Vladímir Putin por atentar con esa sustancia contra el exespía Serguéi Skripal y su hija Yulia, aunque ambos sobrevivieron tras una larga hospitalización.

De acuerdo a investigaciones realizadas por Estados Unidos en los años 90, la URSS logró desarrollar todo un grupo de agentes nerviosos, agrupados bajo el nombre de Novichok, para burlar las inspecciones internacionales durante el fin de la Guerra Fría.

A diferencia de otras sustancias neurotóxicas, las que lo componen son más potentes y difíciles de detectar. Por ejemplo, algunos de los agentes son más mortíferos que el gas sarín o el VX.

El contacto inmediato con esta sustancia neurotóxica provoca efectos en entre 30 segundos y dos minutos después, aunque en dosis menores puede demorarse hasta 18 horas.

El círculo de Alexéi Navalny está convencido de que la variedad de Novichok que se haya empleado fue puesta en un té que el opositor ruso tomó durante un vuelo en Siberia. Al momento de abordar se encontraba perfectamente y poco después de esa ingesta, comenzó su malestar, según el relato de su vocera Kira Yarmish.

Algunas variantes del Novichok son líquidas, pero la inteligencia occidental cree que también existen versiones sólidas de aspecto de un polvo extrafino.

Según la BBC, “algunos de estos agentes son considerados armas binarias, lo que significa que el agente puede almacenarse dividido en dos ingredientes químicos menos tóxicos. Es cuando estos se mezclan y reaccionan cuando producen el agente tóxico activo”.

Como todo agente neurotóxico, actúa bloqueando el sistema nervioso y llevando al colapso de las principales funciones del cuerpo. Los síntomas frecuentes son convulsiones, babeo, ojos en blanco y paros cardiorespiratorios.

Aunque no se conoce a detalle las consecuencias que ha tenido en el caso de Alexéi Navalny, sí se sabe que padeció un colapso de varios indicadores vitales y que actualmente se encuentra en estado de coma en un hospital de Berlín a donde fue trasladado desde Rusia.

Los médicos rusos que lo examinaron explicaron su descompensación en una aguda bajada de los niveles de azúcar en sangre.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario