Elecciones en República Checa: personas con coronavirus votan desde el auto

Mundo

Habilitaron 80 "auto" colegios electorales en puntos estratégicos para que el electorado con Covid-19 pueda sufragar sin bajar del vehículo. Están dispuestos en 14 regiones del país.

Las personas con una infección en curso por coronavirus y aquellos que estén en cuarentena por la pandemia pueden votar a partir de este miércoles desde sus vehículos en puntos especiales habilitados, en el marco de las elecciones regionales y al Senado que la República Checa celebra el viernes y sábado.

Así lo informó el Ministerio del Interior de ese país, que agregó que estos "auto" colegios electorales tienen capacidad para atender a 16.000 votantes y en ellos los contagiados pueden votar hasta el viernes sin abandonar su vehículo en los 80 "drive-in" habilitados en las 14 regiones del país.

Quienes están en cuarentena también pueden solicitar que se desplace a su domicilio a recoger la boleta de voto alguno de los 156 equipos móviles de la Comisión Electoral.

Los ciudadanos pueden acudir a los espacios habilitados para sufragar desde el auto, en los que el personal encargado está equipado con trajes de protección y tienen la asistencia del Ejército, informó la agencia de noticias EFE.

El votante dirige su coche hacia la caseta de su distrito electoral, entrega el documento de identidad y el decreto de cuarentena al empleado y luego otra persona acerca a la ventanilla la urna, que es desinfectada una vez depositado el voto. La afluencia esta mañana en uno de los puntos era reducida.

Estos comicios regionales y en los que se elige también a parte de los senadores, tuvieron en la última convocatoria una participación del 18 % en Praga.

Los comicios del próximo viernes y sábado definirán la nueva composición de un tercio de la Cámara alta del Parlamento, el Senado, y una eventual segunda vuelta está programada para el 9 y 10 de octubre.

La República Checa tiene 67.843 casos confirmados y 636 muertes. En la capital Praga hay 4.003 contagios activos, con una tasa de 302 por 100.000 habitantes, y fallecieron 117 personas, 8,84 por 100.000 habitantes.

Ante esta situación, el Gobierno checo está estudiando la declaración del estado de emergencia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario