Bolivia: Morales y la oposición llevarán desacuerdos en Constituyente a referendo

Mundo

El Gobierno y la oposición en Bolivia aceptaron hoy llevar a referendo los artículos constitucionales que no sean aprobados con un consenso mayoritario en la Asamblea encargada de redactar la nueva Carta Magna del país.

La propuesta del presidente, Evo Morales, fue calificada de "avance importante y señal de flexibilidad" por el ex jefe de Estado (2001-2002) y líder de la alianza conservadora Poder Democrático y Social (Podemos), Jorge Quiroga.

"Siempre ha sido esta propuesta, simplemente se ha ampliado y ya no serán diez o quince artículos los que irán al referendo, sino lo que no se acuerde" con dos tercios de los votos de los asambleístas, comentó hoy Morales en una rueda de prensa en el Palacio de Gobierno, en La Paz.

"Si estamos buscando unidad, integridad, igualdad y dignidad mediante una nueva Asamblea Constituyente, no hay por qué tener miedo al pueblo", subrayó el mandatario.

Agregó, además, que el foro "tiene que ponerse ya las pilas" para acelerar la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado.

La Asamblea Constituyente de Bolivia, con sede en la ciudad sureña de Sucre, quedó constituida el 6 de agosto del 2006 por 255 integrantes, con la misión de elaborar en el plazo de un año una nueva Carta Magna para el país.

Cuando ya se ha agotado casi la mitad del plazo, los asambleístas todavía no han iniciado la redacción del texto constitucional, dadas las discrepancias entre oficialismo y oposición en torno a la fórmula de voto con la que deben ser aprobados sus artículos.

Pese a que el reglamento interno de la Constituyente fue incluso publicado, está pendiente de ratificación debido a que las modificaciones que ha ido añadiendo, de palabra, el oficialismo todavía no figuran en ese documento.

El partido del presidente, el Movimiento al Socialismo (MAS), anunció hace dos semanas que aceptaba la aprobación de la futura Constitución por dos tercios de los votos, tal como reclamaba la oposición, pero puso como condición que ésta se haga antes del 2 de julio próximo.

Tras reunirse en la noche del miércoles con su bancada de asambleístas en Sucre, hoy Morales se mostró incluso flexible con respecto a esa fecha al afirmar que se puede "mover" y que la aprobación de la nueva Carta Magna en el foro "puede ser antes o después" para que luego "el pueblo decida con su voto".

Por su parte, el líder de Podemos aclaró hoy que lo que ahora le interesa a su alianza es ver los mecanismos y detalles del referendo planteado por el oficialismo y asegurarse de que no hay "trampas ni subterfugios".

Al comentar que la bancada de Podemos recibió el anuncio del presidente con "cautela optimista", Quiroga se lamentó de que el MAS haya dejado pasar cinco meses antes de aceptar en el foro la fórmula de los dos tercios, prescrita por la normativa vigente y por la propia ley de convocatoria a la Asamblea.

El ex presidente habló también de que probablemente sea necesario modificar esta ley, puesto que en ella únicamente está estipulado someter a votación popular el texto constitucional final y no los temas particulares que no logren el consenso mayoritario de los asambleístas.

Dejá tu comentario