Bolsonaro, una “amenaza” para la democracia en Brasil

Mundo

San Pablo - El presidente Jair Bolsonaro es una “amenaza” para la democracia en Brasil debido a sus intentos de “mellar” la confianza social en los sistemas electoral y judicial en la antesala de los comicios generales de octubre, alertó la oenegé Human Rights Watch (HRW) en su informe anual divulgado ayer.

“El año pasado estuvo marcado por las amenazas muy serias del presidente Bolsonaro a los pilares de la democracia. Ha intentando intimidar a jueces del Supremo Tribunal Federal, procuró desacreditar al sistema electoral y atacó a los medios de comunicación”, afirmó María Laura Canineu, responsable de HRW en Brasil.

El presidente de extrema derecha “ha supuesto un gran retroceso en la evolución de la democracia brasileña”, dijo, en tanto, Kenneth Roth, director de la prestigiosa oenegé, en San Pablo.

“Con la cercanía de las presidenciales de octubre, las instituciones democráticas brasileñas deben proteger los derechos al voto y la libertad de expresión de cualquier tentativa de subversión del sistema electoral o del debilitamiento del Estado de derecho y las libertades fundamentales por parte del presidente”, indica el informe.

HRW también denunció que el gobierno brasileño buscó enviar a prisión a “por lo menos 17 críticos” de su gestión usando una ley de seguridad nacional promulgada durante la dictadura militar (1964-1985) y que fue revocada por el Congreso en agosto.

Salud, clima y represión

Laura Canineu criticó la “política desastrosa en relación con la pandemia”, minimizada por el mandatario y que ha dejado más de 620.000 muertos en el país, una cifra superada solo por Estados Unidos, así como la deforestación en la Amazonia, la más acelerada desde 2006.

“El Gobierno Bolsonaro promovió políticas contrarias a los derechos humanos en otras áreas, incluyendo derechos de los pueblos indígenas, derechos de las mujeres, derechos de las personas con discapacidades y libertad de expresión”, reza el documento.

El reporte advierte que la letalidad policial alcanzó un número récord, con más de 6.400 personas fallecidas en 2020. El 80% de ellas eran negros.

Dejá tu comentario