Bombardeo de la OTAN en Afganistán deja 33 muertos

Mundo

Kabul, (AFP) -Al menos treinta talibanes murieron ayer en combates contra la aviación aliada en el sur de Afganistán, afirmó el ministerio afgano de Defensa, un día después de la muerte de tres soldados de la OTAN en enfrentamientos.

Un total de 33 talibanes fallecieron en combates ocurridos tras una ofensiva rebelde en el distrito de Charchino, en la provincia de Oruzgan, que llevó al ejército afgano a "solicitar la ayuda de la aviación aliada", dijo el portavoz del ministerio de Defensa, Mohammed Zahir Azimi, aunque el balance de los enfrentamientos no fue confirmado por fuentes independientes.

La policía local informó de "hasta 33 talibanes muertos".

La coalición, comandada por Estados Unidos, aseguró por su parte haber matado a "un número significativo" de rebeldes en los combates en una región "poco habitada", y agregó que no había víctimas en sus filas, ni en las de la policía y el ejército de Afganistán, así como tampoco entre la población civil, según un comunicado.

Las autoridades afganas sostuvieron que los combates de las últimas semanas en la provincia dejaron numerosas víctimas civiles.

Por otra parte, dos soldados de la OTAN fallecieron el jueves en combate en el este de Afganistán, y varias personas resultaron lesionadas, incluidos dos militares de la Organización del tratado del Atlántico Norte y un civil, anunció el viernes la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF). Las autoridades locales precisaron que el incidente se produjo en la provincia de Kunar.

Previamente, la OTAN afirmó que uno de sus soldados pereció en una explosión en la provincia de Paktika (sudeste).

En dos días, nueve militares de la OTAN, entre ellos seis de nacionalidad canadiense, murieron en ataques.

Estos decesos elevaron a 108 el número de militares extranjeros de la ISAF y de la coalición fallecidos desde el comienzo de año en Afganistán, la mayoría en operaciones. En 2006 perecieron 191 soldados extranjeros.

En la periferia de Kabul, un atentado con coche bomba contra un convoy militar no dejó más víctimas que el kamikaze, según el jefe de la policía criminal, Alisha Paktiawal.

Dejá tu comentario