Efecto coronavirus: Bolsonaro tuvo que recontratar médicos cubanos

Mundo

El gobierno de Brasil reclutó a los 150 médicos cubanos que dejaron el país antes de la asunción de Bolsonaro como consecuencia de sus críticas al programa de cooperación sanitaria.

El gobierno de Jair Bolsonaro volvió a reclutar a más de 150 médicos cubanos para ampliar sus servicios de salud en medio de la pandemia del coronavirus, un año y medio después de que Cuba se retirara de un programa de cooperación sanitaria con Brasil ante duras criticas del ultraconservador.

El gobierno brasileño detalló en una resolución publicada el lunes el nombre de los médicos cubanos autorizados para volver a actuar en el programa "Mais médicos" (Más médicos), bajo el cual La Habana llegó a enviar más de 8.000 doctores para trabajar en Brasil.

Los médicos que permanecieron en Brasil, pese a que la mayoría de sus colegas decidió regresar a Cuba a finales de 2018, recibieron ahora una nueva licencia del Ministerio de Salud para ejercer la profesión y reforzar la atención en un momento en que el sistema sanitario brasileño está bajo una enorme presión por el coronavirus.

Lanzado en 2013 por la presidenta Dilma Rousseff, del izquierdista PT, el programa permitió dar asistencia a la población de las regiones más pobres y rurales de Brasil, principalmente gracias a la llegada de profesionales cubanos, que ocupaban cerca de la mitad de estos puestos de atención básica.

Los médicos cubanos eran contratados por Brasil vía la Organización Panamericana de la Salud (OPS), un convenio que Bolsonaro criticó duramente durante su campaña presidencial en 2018.

Bolsonaro comparó con la "esclavitud" el hecho de que los profesionales debían entregar una parte de su salario al gobierno de Cuba, a la vez que cuestionó la capacidad y formación de los especialistas.

El gobierno cubano retiró furioso a sus doctores de Brasil en noviembre de 2018, poco antes de que Bolsonaro asumiera el poder en enero de 2019.

Sin embargo, muchos de ellos decidieron quedarse en el país, en algunos casos porque se habían casado o comenzado una familia. Pero perdieron su licencia para ejercer y tuvieron que buscar trabajo en otros rubros.

Tras la llegada del coronavirus y su rápida propagación, Brasil suma más de 254.000 casos y casi 17.000 muertes por Covid-19 aunque expertos consideran que las cifras reales pueden ser hasta 15 veces superiores.

El gigante sudamericano es el tercer país del mundo con más contagios, después de Estados Unidos y Rusia.

Bolsonaro, que ha comparado el coronavirus con una "gripecita", condena la "histeria" en torno a la enfermedad y las medidas de aislamiento social implementadas en varios estados del país.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario