Carla Bruni, primera dama de Francia: nunca taxi

Mundo

Para ella el amor es libre. Lo ha dicho en sus canciones y, con todas las letras, incluso en entrevistas. "Yo soy fiel a mí misma; me aburro con la monogamia", es una de sus frases más recordadas, sobre todo desde que se convirtió en la esposa de Nicolas Sarkozy. Pero el último disco de Carla Bruni, ex modelo, hoy cantante y primera dama de Francia, les pone número a sus conquistas: "A pesar de mis treinta amantes, soy una niña", dice. La prensa, maliciosa, salió de inmediato a reconstruir la lista, y -sin contar a ignotos- hasta ahora dio con 16 nombres. Políticos, empresarios, artistas, pobres, ricos, jóvenes, viejos... Donald Trump, el ex premier socialista Laurent Fabius, Eric Clapton y Kevin Costner son sólo algunos de los más mediáticos. El cotilleo le hará mucho bien a su nuevo CD. No, acaso, al presidente francés, en cuyos brazos ha recalado para incomprensión de las encuestas.

París - Igual que Don Giovanni, Carla Bruni tiene su propio catálogo de amantes. No llega a los extremos del castigador ibérico -Leporello le atribuye 2065 en el aria del primer acto-, pero la primera dama redondea la cifra de 30. Al menos si aceptamos como prueba autobiográfica una de las canciones que ella misma ha escrito en su último álbum, «Como si nada hubiera pasado». «Soy una niña/ A pesar de mis 40 años/ a pesar de mis 30 amantes / soy una niña»). ¿Quiénes son los treinta amantes? Excluidos los anónimos, puede establecerse una lista enciclopédica y hasta temática. Políticos y actores. Jóvenes y ancianos. Intelectuales y chansonniers. Ricos y pobres.   

  • Louis Bertignac. Inicia la lista porque fue probablemente el primero. Conoció a Bruni cuando era adolescente. Y la sedujo porque él era guitarrista en el grupo de culto en los ochenta: Téléphone.   

  • Arno Klarsfeld. Abogado, 43 años, sexyman y voluntario en el ejército israelí. Protagonizaron un idilio intenso y mediatizado. Mediatizado por los paparazzi, se entiende. Y es que Bruni había acudido a los brazos de Arno en 1994 después de haber roto su relación con Vincent Perez.   

  • Vincent Perez. Actor suizo de origen español, 46 años y sin acento en la é. Se enamoró de la top model en 1993 y consiguió retenerla varios meses en los términos de una pareja formal. Estudiaron la posibilidad de casarse, aunque un repunte del romance de Carla con Mick Jagger malogró el proyecto.   

  • Mick Jagger. El líder de los Stones se amancebó con la turinesa en el club Bains Douches (1991). Era un mito personal y el ícono de una época que Carla Bruni recuerda como «loca y trepidante».   

  • Jean Paul Enthoven. Editor y periodista casi 20 años mayor que ella. Mantuvieron unos amores efímeros hasta que la top se encariñó con su hijo. De nombre, Raphael y de profesión, filósofo tenebroso, tuvo un hijo que se llama Aurélien y cumplió cinco años.   

  • Donald Trump. Carla Bruni se ha ocupado de definir al tycoon yanqui en un memorial apócrifo: «Creía que podría comprarme con sus dólares. El dinero nunca me ha interesado».   

  • Laurent Fabius. Primer ministro socialista y delfín prodigio de Mitterrand. Buen orador, amante reputado y coartada del izquierdismo de la Bruni. Que nunca hubiera votado a Sarkozy.   

  • Leos Carax. Realizador francés, artista polifacético. Escribió con Bruni el mayor éxito musicalde la cantante: «Quelqu'un m'a dit». E hicieron juntos otras cosas.   

  • Eric Clapton. Le regaló cinco canciones que nunca se han editado. Bruni las conserva como un tesoro. Y todavía no se atrevió a divulgarlas. Sería como abrir la caja de Pandora.   

  • Kevin Costner. El intocable se enamoró de Carla y mantuvieron un romance desigual. Por la edad y por las pretensiones. Ya se sabe que la primera dama abomina(ba) la monogamia.   

  • Jean Jacques Goldman. Cantautor políticamente correcto y de buena reputación entre los bo-bo's (burgueses bohemios). Se conocieron en la Costa Azul y allí también se separaron. Hacia el año 2000.   

  • Dimitri de Yugoslavia. Un anacronismo atractivo y divertido. Sin trono ni reino ni nadie que lo comprenda. Diseña joyas.   

  • Christopher Thompson. Hijo de la realizadora Danièle Thompson. Bien plantado, más joven que Carla. Tuvo su papel como epígono de Ken Brillos, aunque no se destacaba en las conversaciones.   

  • Charles Berling. Actor francés que divide sus pasiones entre los coches deportivos y las modelos. Bruni pertenecía a la segunda categoría, aunque se le adelantó por la derecha.   

  • Florent Pagny. Cantante. No está claro si Carla Bruni acudió a consolarlo cuando rompió con Vanessa Paradis o si rompió con Vanessa Paradis después de haberlo consolado. Temporada 1991-92.   

  • Nicolas Sarkozy. El último. Se conocieron en noviembre de 2007, formalizaron la relación un mes después y se casaron en febrero de 2008. Carla Bruni buscaba a un hombre «de poder nuclear». Ya lo encontró. Aunque sea por el maletín atómico del jefe del Estado galo.
  • Dejá tu comentario