Corea del Norte anunció su primer muerto por Covid-19 y decreta un confinamiento nacional

Mundo

Una fiebre cuya causa no ha podido ser identificada se ha expandido por toda la nación. Kim Jong-un se mostró usando barbijo. El fallecido fue diagnosticado positivo para la subvariante BA.2 de Ómicron.

Corea del Norte anunció su primer muerto por Covid-19 y señaló que 187.800 personas se encuentran "aisladas y tratadas" a partir de la expansión a nivel nacional del primer brote de coronavirus y tras mantener durante más de dos años la afirmación de que estaba libre de la pandemia.

El gobierno de Kim Jong-un reconoció su primer brote de Covid-19 desde el inicio de la pandemia y declaró una "grave emergencia nacional" ante la que se ordenó confinamientos por todo el país.

"Una fiebre cuya causa no ha podido ser identificada se ha expandido por toda la nación desde finales de abril, solo hoy (por el 12 de mayo), unas 18.000 personas han contraído fiebre a nivel nacional", dijo la agencia oficial KCNA.

El medio también informó del deceso de seis de estos pacientes, "uno de ellos diagnosticado positivo para la subvariante BA.2 de Ómicron" del coronavirus, consignó la prensa.

Las muestras tomadas de varios pacientes enfermos con fiebre en Pyongyang eran "consistentes" con la altamente contagiosa variante Ómicron del coronavirus, indicó la agencia de prensa oficial.

Ante ello, el líder norcoreano Kim Jong-un convocó una reunión de emergencia de su buró político y anunció el despliegue de un sistema de control del Covid-19 de "emergencia máxima" para "eliminar la raíz en el menor tiempo posible".

En la reunión, el dictador norcoreano se mostró por primera vez usando barbijo.

Kim "llamó a todas las ciudades y municipios del país a confinar cuidadosamente sus zonas", dijo KCNA. Fábricas, negocios y hogares deben ser cerrados y reorganizados para "bloquear impecablemente la extensión del malicioso virus", añadió.

Embed

De acuerdo con la agencia, el dictador aseguró "que debido al alto nivel de conciencia política de la población superaremos con toda seguridad la emergencia y tendremos éxito con el plan de cuarentena de urgencia".

No quedó claro cuántos contagios ha detectado Corea del Norte, con una comunicación poco transparente.

"Para que Pyongyang admita públicamente casos de Ómicron, la situación de salud pública debe ser grave", dijo el profesor Leif-Eric Easley de la Universidad Ewha de Seúl.

Los expertos creen que Corea del Norte no ha vacunado a ninguno de sus 25 millones de habitantes tras haber rechazado las ofertas de dosis de la Organización Mundial de la Salud (OMS), China y Rusia.

Los analistas consideran que el deficiente sistema de salud norcoreano experimentaría dificultades para hacer frente a un gran brote de Covid-19.

Corea del Norte está rodeada de países que han enfrentado o todavía se enfrentan a importantes brotes de la variante Ómicron como Corea del Sur o China, donde numerosas ciudades llevan semanas bajo estrictos confinamientos.

Durante toda la pandemia, Corea del Norte se había vanagloriado de su habilidad para mantener el virus fuera de sus fronteras. En un desfile militar en 2020, Kim agradeció efusivamente a los ciudadanos y los militares los esfuerzos realizados.

Desde el 3 de enero de 2020 al 11 de mayo de este año, no hubo ningún contagio ni deceso confirmado por Covid-19 en el país, según la Organización Mundial de la Salud.

Aunque los medios estatales han informado de medidas de "prevención de la epidemia", en un gran desfile militar el mes pasado en la capital ninguno de los miles de asistentes llevaban barbijo.

El brote podría frenar la aceleración del programa armamentístico del país, que ha realizado 16 ensayos de proyectiles en lo que va del año, incluido un misil balístico intercontinental.

Dejá tu comentario