Coronavirus: España e Italia, mejor; EEUU teme su peor semana

Mundo

España e Italia registraron un nuevo descenso en el número de muertes por coronavirus. El presidente Trump, en tanto, alertó que será una semana "horrible".

España e Italia observaron este domingo por tercer día un descenso de las muertes por coronavirus, alentando las esperanzas en el sur de Europa, mientras que Estados Unidos entraba según el presidente Donald Trump en una semana "horrible".

Los implacables número de coronavirus no dejan de aumentar: hasta este domingo había más de 1,17 millones de contagios en 190 países y 63.437 muertos desde que el virus apareció en China en diciembre, según el último conteo de AFP.

Más de 46.000 de las muertes están en Europa, pero España e Italia, los más golpeados y ya con sus sistemas sanitarios colapsados, registran una caída de la llegada de enfermos a los hospitales.

"Empezamos a ver la luz al final del túnel", dijo el jefe de gobierno español Pedro Sánchez, que el sábado extendió hasta el 25 de abril el estricto confinamiento que lleva ya tres semanas en España.

Las cifras parecen sostener su esperanza. Este domingo, España observó un descenso por tercera jornada consecutiva, su parte diario más bajo de los últimos diez días, con 674 muertos. Hasta ahora, 12.418 personas perdieron la vida a causa del coronavirus en el país.

De crecer diariamente cerca del 30%, el número de muertes aumentó en un 5,7% en las últimas horas.

Italia, que tiene el récord mundial con 15.362 muertos, también reporta avances. El sábado tuvo 681 fallecimientos, un descenso de más del 10% y los pacientes en cuidados intensivos bajaron a menos de 4.000, por primera vez desde el inicio de la crisis.

"Es una noticia importante porque permite a nuestros hospitales respirar", declaró el jefe de protección civil de Italia, Angelo Borrelli.

Pero a diferencia de España e Italia, Estados Unidos está en plena explosión de la enfermedad y ya supera los 300.000 casos y los 8.000 decesos. "Esta probablemente será la semana más dura. Habrá muchos muertos", advirtió e presidente Trump, al admitir que el país está entrando en un "periodo que será muy horroroso".

El estado de Nueva York, epicentro de la crisis en Estados Unidos, tuvo su peor jornada el sábado con 630 muertos en un día.

En Reino Unido, que ya supera los 4.300 muertos, la situación es tal que la reina Isabel II exhortará el domingo a los británicos a afrontar la crisis con fuerza, autodisciplina y compañerismo, en un inusual discurso a la nación.

Según el Palacio de Buckingham, la reina agradecerá al personal sanitario y a otros trabajadores sus esfuerzos durante la crisis. "Es un periodo cada vez más desafiante", le dirá a los británicos.

La escasez de insumos médicos es otra de las faces de esta pandemia.

Luego de que se informara inicialmente de que solo el personal sanitario debía cubrir sus bocas, Alemania, Francia, Estados Unidos y otros países recomendaron recientemente el uso de barbijos como parte del abanico de medidas para luchar contra el contagio, junto a la distancia social y la higiene constante de manos.

Francia ya ha encargado casi 2.000 millones de mascarillas a China, país donde se originó la pandemia y que retorna lentamente a la normalidad, tras más de 81.000 contagios y 3.300 muertos.

La mitad de la humanidad está confinada, escuelas y negocios cerrados, con gran costo para la economía mundial.

Dejá tu comentario