Bélgica refuerza medidas contra la pandemia y adelanta vacaciones escolares

Mundo

El Gobierno también determinó que en lugares donde el uso de barbijo es obligatorio, la disposición se aplicará para niños a partir de los seis años.

El Gobierno de Bélgica anunció hoy que las vacaciones de Navidad para los jardines de infantes y escuelas primarias comenzarán una semana antes de lo previsto, como parte de un paquete de refuerzo de las medidas que buscan contener un avance de la pandemia de coronavirus.

"Debemos tomar medidas para reducir la presión sobre los hospitales lo más rápido posible" por que la situación "es "insostenible", anunció el primer ministro, Alexander De Croo, en una conferencia de prensa, citado por la agencia de noticias AFP.

Las nuevas medidas, que entran en vigor mañana, fueron diseñadas para enfrentar una oleada otoñal de contagios "mucho más fuerte de lo esperado", advierten las autoridades sanitarias.

El ministro de Salud, Frank Vandenbroucke, partidario de medidas aún más estrictas, se declaró "decepcionado" por la decisión tomada al amparo de recomendaciones de un comité de concertación.

Vandenbroucke apuntó que la progresión ascendente parece frenarse en los últimos días, pero advirtió que la situación está lejos de estar controlada.

De Croo, por su parte, alertó que cuatro de cada diez camas en las Unidades de Cuidados Intensivos están ocupadas con pacientes con formas graves de Covid-19 y ello influye en el retraso de tratamientos para otros enfermos.

En consecuencia, las vacaciones navideñas para la educación infantil y primaria comenzarán el 18 de diciembre, una semana antes de lo determinado originalmente, unja medida que responde a un aumento de casos entre niños.

El Gobierno también determinó que en lugares donde el uso de barbijo es obligatorio (como transportes públicos o las escuelas), ello se aplicará para niños a partir de los seis años de edad.

En la educación secundaria los cursos se organizarán de forma híbrida, con un máximo del 50% de docencia presencial hasta las vacaciones de Navidad.

A partir del lunes, los eventos bajo techo estarán limitados a un máximo de 200 personas, y en esos casos el público debe estar sentado y usar barbijo.

Las actividades deportivas en ambientes cerrados seguirán estando autorizadas, pero sin público.

Bélgica ya había endurecido sus restricciones el 26 de noviembre, lo que obligó a cerrar los clubes nocturnos y alentó a la población a limitar sus contactos y actividades en lugares cerrados tanto como fuera posible.

Las medidas que afectan a cafés y restaurantes se mantienen sin cambios, y esos establecimientos seguirán cerrando sus puertas a las 23. En cualquier caso, todos los clientes deben estar sentados, con un máximo de seis personas por mesa.

También sigue vigente la obligación de teletrabajo cuatro días a la semana.

Dejá tu comentario