Demócratas frenan TLC con Colombia

Mundo

Washington (EFE, Reuters) - La Cámara de Representantes de Estados Unidos votó ayer posponer indefinidamente el tratamiento de un acuerdo de libre comercio con Colombia, pese a las advertencias de la Casa Blanca de que esa decisión podría «matar» el tratado.

Pocas horas después de la sesión, George W. Bush aseguró que con este rechazo «se está dañando nuestra economía, nuestra seguridad nacional y nuestras relaciones con un importante aliado».

Se trató, dijo Bush, de «una acción sin precedentes y desafortunada de la Cámara de Representantes». Mientras la economía estadounidense sigue registrando los efectos de la desaceleración, «en vez de apoyar la apertura de mercados para nuestros granjeros y fabricantes, los líderes parlamentarios demócratas escucharon a estrechos intereses especiales y siguieron un camino aislacionista», protestó Bush.

El mandatario afirmó que la decisión de la Cámara baja «también envía un mensaje dañino al mundo: que no se puede contar con el Congreso para que cumpla con sus promesas».

Colombia, dijo Bush, «es uno de nuestros aliados más fuertes» en el continente americano, y sus gobernantes «mostraron valentía al mejorar la seguridad de sus ciudadanos al tiempo que combaten a narcoterroristas que reciben apoyo de fuerzas antiestadounidenses fuera del país», en referencia al presidente Hugo Chávez. «El mensaje enviado por los demócratas es que no importa cuán decididamente alguien se pone de nuestro lado; nosotros vamos a darle la espalda cuando sea políticamente conveniente», concluyó visiblemente irritado.

  • Requisitos

    La Cámara votó 224-195 para posponer por tiempo indefinido la consideración del pacto, al eliminar un requisito que establece que el Congreso debe aprobar o rechazar el controvertido acuerdo en un plazo de 90 días.

    La decisión de los legisladores fue una victoria de los sindicatos de EE.UU., un bastión clave de los precandidatos demócratas, Barack Obama y Hillary Clinton. Asimismo, el partido opositor argumenta que el pacto no debe ser votado hasta que Colombia, que padece los azotes de las FARC y el narcotráfico, haya hecho lo suficientepara garantizar los derechos laboralese impedir los constantes asesinatos de dirigentes gremiales.

    Pero grupos empresariales de Estados Unidos presionaron intensamente para la aprobación del tratado, indicando que nivelaría el terreno para las exportaciones estadounidenses en un mercado de rápido crecimiento.

    La presidenta de la Cámara, la demócrata-Nancy Pelosi, dijo que Bush violó el «protocolo» al enviar el acuerdo al Congreso contra su recomendación. La líder partidaria aseguró que los legisladores aún podrían votar el tratado este año si la Casa Blanca y el Congreso llegan antes a un acuerdo sobre una nueva legislación para apuntalar la economía.

    Pero por ahora, «señor presidente, usted sencillamente no tiene los votos», dijo Pelosi. «Si vamos a tener éxito en la aprobación del acuerdo comercial, primero tenemos que decirle al pueblo estadounidense que tenemos una agenda económica positiva que satisfaga sus aspiraciones, satisfaga sus preocupaciones». Como consecuencia inmediata de la acción de la Cámara de Representantes, la Bolsa de Colombia cerró con una caída de 1,63%.
  • Dejá tu comentario