Donald Trump rompió documentos durante su gestión, según los Archivos Nacionales de EEUU

Mundo

Según fuentes oficiales, el expresidente de Estados Unidos habitualmente rompía documentos y los tiraba después de leerlos.

Algunos documentos de la gestión de Donald Trump en la Casa Blanca preservados en los Archivos Nacionales, primordialmente sobre el ataque al Capitolio, fueron rotos por el exmandatario republicano y debieron ser pegados con cinta por oficiales gubernamentales, informaron hoy medios locales.

"Algunos de los registros presidenciales de Trump recibidos por la Administración Nacional de Archivos y Registros incluían registros en papel que habían sido rotos por el expresidente", explicó el ente en un comunicado a la cadena NBC News.

Según fuentes oficiales, Trump habitualmente rompía documentos y los tiraba después de leerlos.

"Estos fueron entregados a los Archivos Nacionales al final de la administración Trump, junto con una serie de registros destrozados que no habían sido reconstruidos por la Casa Blanca", indicó el organismo, citado por las agencias de noticias ANSA y AFP.

Los Archivos Nacionales recientemente entregaron cientos de páginas de documentos de la Casa Blanca cuando Trump era mandatario al comité selecto de la Cámara que investiga el ataque del 6 de enero al Capitolio.

Los registros fueron entregados después de una batalla judicial de meses que culminó con la decisión de la Corte Suprema el mes pasado de rechazar los esfuerzos de Trump para bloquear su publicación.

Los Archivos Nacionales no aclararon en su declaración si algunos de los documentos que recibió el comité incluían los registros rotos y vueltos a grabar.

Según el diario The Washington Post, estos documentos forman parte de más de 700 páginas transmitidas por los Archivos Nacionales a la comisión parlamentaria que investiga la responsabilidad en la asonada que puso en jaque a la democracia estadounidense.

Entre las 700 páginas figuran las listas de quiénes visitaron a Trump o lo llamaron aquel 6 de enero así como las notas tomadas durante esos intercambios.

Al mismo tiempo, la comisión que integra una mayoría de legisladores demócratas busca escuchar a varios familiares del exgobernante de ultraderecha.

Algunos de ellos recibieron citaciones y a otros, como su hija Ivanka Trump, simplemente se les pidió que testificaran.

Los legisladores de la comisión quieren publicar sus conclusiones antes de las elecciones intermedias de noviembre, en la que los republicanos podrían recuperar el control de la Cámara baja y enterrar su trabajo.

El 20 de enero la Corte Suprema rechazó el intento de Trump de bloquear informes sobre el asalto al Capitolio.

Y diez días después, el exmandatario prometió amnistías a los responsables del ataque si gana las elecciones de 2024.

Dejá tu comentario