Ecuador: ganó el correísta Arauz, pero proyecciones lo enviaban a un balotaje

Mundo

Confirmando el avance del progresismo en la región, superaba por 15 puntos al conservador Lasso y por 18 al indigenista Pérez, pero no llegaba al 40% necesario. Pelea voto a voto. Paradoja: las medidas sanitarias de prevención generaron largas colas.

Quito - El candidato presidencial respaldado por Rafael Correa, el economista Andrés Arauz, se impuso ayer en la elección presidencial ecuatoriana, al obtener entre casi 35% y 36,2% de los votos y al superar al principal referente de la derecha, el exbanquero Guillermo Lasso, que se hacía con entre 21% y 21,7%, según bocas de urna de las encuestadoras locales Cedatos y Clima Social. Si bien la diferencia, que coincidía con los datos parciales del escrutinio, era amplia y el progresismo regional encadenaba una nueva victoria tras los triunfos de Alberto Fernández en Argentina –octubre de 2019– y Luis Arce en Bolivia –en el mismo mes del año pasado–, de acuerdo con esas proyecciones Arauz no alcanzaría el 40% necesario –con 10 puntos de diferencia– para evitar un balotaje el 11 de abril.

El tercer candidato, el indígena y activista ambiental Yaku Pérez, obtendría, en tanto, un 18% de los votos, según Cedatos.

Arauz se declaró ganador en las redes sociales ni bien cerraron las urnas.

“¡Ganamos! Triunfo contundente en todas las regiones de nuestro bello país. Nuestra victoria es de 2 a 1 frente al banquero. Felicitaciones al pueblo ecuatoriano por esta fiesta democrática. Esperaremos los resultados oficiales para salir a festejar”, tuiteó el economista de 36 años.

Su mentor, Rafael Correa, afirmó en Twitter que “la revolución ciudadana ha ganado en forma abrumadora pese a la campaña sucia y a cuatro años de brutal persecución e infamias”. “Ahora, a esperar el conteo oficial; ojalá se pueda vencer en una sola vuelta, por el bien del país”, agregó.

Arauz y Lasso mantenían al cierre de esta edición una puja voto a voto, uno para evitar el segundo turno y el otro para forzarlo. Si este tuviera lugar, desde hoy mismo se abrirían febriles consultas con los candidatos menores, las que, en principio, arrojan un escenario incierto.

Poco después de sus tuits triunfales, en un discurso desde su búnker de campaña, Arauz se mostró un poco más cauto y llamó a “esperar los resultados oficiales”. “Tenemos confianza de que el margen del triunfo será mayor cuando se sepan los resultados oficiales. La amplitud de la victoria es tal que nos permite encarar el futuro con absoluta garantía de lo que tenemos por delante”, añadió.

La participación superó el 76%. Tras una jornada signada por largas colas –atribuidas por las autoridades a las medidas de prevención por la pandemia de covid-19 y por el correísmo a una estrategia para entorpecer la afluencia de ciudadanos en las zonas populares–, en algunos centros muchas personas quedaron dentro de los locales esperando para poder ejercer su derecho. Por eso, Arauz pidió a sus más de 36.000 voluntarios desplegados en todo el país que no bajen la guardia.

Dejá tu comentario