Elecciones en Brasil: Bolsonaro se aferra a Elon Musk para defender su gestión en Amazonia

Mundo

SpaceX se ocupará de monitorear la deforestación. El presidente, no obstante, espera sacar provecho de una eventual compra de Twitter.

El multimillonario Elon Musk y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunciaron este viernes el lanzamiento de un programa de conexión satelital para escuelas aisladas y de "monitoreo medioambiental" de la Amazonia que será implementado por la empresa SpaceX.

Musk, cuyo proyecto de comprar Twitter acapara en estos momentos la atención mundial, dijo tras la reunión en un lujoso hotel en el estado de San Pablo, que la instalación de su red de satélites Starlink para conectar 19.000 escuelas rurales y monitorear la deforestación amazónica es "muy buena" por razones "educativas y ambientales".

A su lado, Bolsonaro, muy criticado por su política ambiental y las cifras récord de deforestación e incendios en la mayor selva tropical del planeta, calificó a Elon Musk de "mito de la libertad" y dijo que cuenta con él para mostrar "cómo preservamos la Amazonia".

"Y [para mostrar] cuánto mal nos causan los que difunden mentiras sobre esa región", agregó.

La reunión, en la que participó también el ministro de Comunicaciones, Fábio Faria, generó una gran expectativa en Brasil. El hashtag #BolsonaroMusk llegó este viernes a ser tendencia número 1 en el país.

El encuentro entre el presidente, que en octubre busca la reelección, y Elon Musk fue gestionado por Faria en noviembre pasado durante una reunión con el presidente de Tesla y SpaceX en Austin, Texas.

Para Oliver Stuenkel, profesor de Relaciones Internacionales de la Fundación Getulio Vargas en Sao Paulo, el programa puede ayudar políticamente a Bolsonaro "a pesar de que los expertos" señalan que "el problema de combatir la deforestación no es la falta de monitoreo".

El monitoreo "ya se hace en Brasil con excelencia. Lo que falta es acción, no monitoreo", declaró a la AFP Tasso Azevedo, coordinador de Mapbiomas, un consorcio de ONG, universidades brasileñas y 'startups' que utiliza imágenes satelitales para rastrear la destrucción de la Amazonia.

El anuncio de la oferta de compra de Twitter hecho por Elon Musk -ahora en suspenso- fue celebrado con euforia por Bolsonaro y sus seguidores, que aspiran a un menor control de las redes sociales antes de las elecciones de octubre, cuando el ultraconservador -investigado por su aparato de fake news- buscará un segundo mandato.

"El ejemplo que nos dio cuando se anunció la compra de Twitter, a nosotros nos dejó un soplo de esperanza", le dijo este viernes el mandatario.

Debido a la política de control vigente en Twitter, varias publicaciones de Bolsonaro fueron eliminadas de la red por "desinformación".

"Musk se ha convertido en las últimas semanas en una especie de héroe del bolsonarismo. Su posible adquisición de Twitter fue vista como una buena noticia porque supuestamente terminaría con las restricciones que están surgiendo en varias redes sociales, incluido Twitter', explicó Stuenkel.

Elon Musk ha dicho que su proyecto de compra está motivado por un deseo de asegurar que haya libertad de expresión en la plataforma y se declaró a favor de levantar el veto contra el expresidente Donald Trump, impuesto tras los ataques al Capitolio en enero de 2021.

Dejá tu comentario