EEUU: las automotrices vuelven a la actividad ante el clamor de Trump

Mundo

Fiat Chrysler, GM y Ford reiniciaron sus operaciones en varias plantas, extremando medidas de seguridad.

La industria automotriz de Estados Unidos volvió este lunes a la actividad, casi como respuesta a los pedidos del presidente Donald Trump de reabrir la economía para paliar la profunda crisis que causó en el país la pandemia del coronavirus.

"Abran nuestro país!", escribió Trump en Twitter en otro rechazo a los encierros y cuarentenas decretados en la mayoría de los estados por los gobernadores.

Donald J. Trump on Twitter

“Transición a la grandeza”, agregó en otro mensaje en un juego con el concepto de transición hacia la normalidad tras las cuarentenas por el coronavirus y sus tradicionales proclamas sobre la grandeza de Estados Unidos.

Trump lleva semanas alentando a los gobiernos estaduales a reabrir sus industrias y comercios en un intento por recortar los efectos devastadores que el coronavirus está dejando en la economía del país, donde más de 30 millones de personas solicitaron hasta el momento seguro de desempleos.

En Michigan, en la ciudad de Warren, este lunes cientos de trabajadores de la planta de camiones de Fiat Chrysler Automobile (FCA) hicieron fila antes de las 04.00 hora local, una hora antes del inicio de su turno, para ingresar a la fábrica. Carteles en las puertas de la fábrica decían "Volvemos a la actividad", reportó a agencia Reuters.

"Estoy un poco nervioso", dijo Larry Smith, de 53 años y que trabaja en la alineación de las ruedas lejos de la línea de ensamblaje. "Tomaron todas las precauciones. Hicieron todo lo posible para prepararnos. Confío en Dios".

FCA reabrió el lunes cuatro plantas de ensamblaje en Estados Unidos, en un solo turno, así como cuatro plantas de autopartes.

Embed

La reapertura de las plantas automotrices será una prueba muy vigilada en el país para saber si los trabajadores pueden regresar a las fábricas en grandes cantidades sin un resurgimiento de los contagios de coronavirus.

Las automotrices implementaron medidas de seguridad para proteger a los trabajadores del virus Covid-19, incluyendo el uso de monitores de temperatura, máscaras faciales y escudos, y marcas en los pisos que enfatizan el distanciamiento social.

General Motors Co (GM), Ford Motor Co y FCA se prepararon durante semanas para reabrir sus fábricas, en un esfuerzo por reiniciar el trabajo en una industria que representa aproximadamente el 6% de la economía de Estados Unidos.

Para los fabricantes de automóviles y sus proveedores, muchos de los cuales comenzaron a reabrir sus plantas la semana pasada, el reinicio es crítico para terminar con la fuga de efectivo causada por el cierre impuesto por dos meses por la pandemia de coronavirus.

GM está reabriendo varias plantas en un turno, incluyendo una instalación en la que 1.600 trabajadores construyen camionetas en Flint, Michigan, y otra en la que la misma cantidad de obreros ensamblan camionetas en Fort Wayne, Indiana.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario