EEUU en alerta por la increíble imagen de un OVNI y otros hechos inexplicables

Mundo

Dos altos funcionarios de inteligencia del Departamento de Defensa del país norteamericano brindarán su testimonio al respecto. Investigan "fenómenos aéreos no identificados".

Un subcomité de la Cámara de Representantes celebrará la próxima semana la primera audiencia abierta del Congreso de Estados Unidos sobre un tema que siempre invita al debate y la investigación: los OVNIS.

Será por primera vez y lo hará con el testimonio de dos altos funcionarios de inteligencia del Departamento de Defensa.

La audiencia se produce tras la publicación de un informe solicitado por el Congreso sobre “fenómenos aéreos no identificados” en junio pasado. La “Evaluación preliminar” de nueve páginas del Director de Inteligencia Nacional se centró en 144 incidentes que datan de 2004 y solo pudo explicar uno.

En ese contexto, se conoció el video de uno de esos incidentes en el que un avión Navy F/A-18 Super Hornet se encuentra con un objeto desconocido, tal como detalla Clarín.

En el documento, el funcionario se negó a sacar inferencias, diciendo que los informes disponibles eran "en gran medida inconclusos" y señaló que los datos limitados e inconsistentes crearon un desafío en la evaluación de los fenómenos. Pero señaló que la mayoría de los fenómenos informados "representan objetos físicos".

La evaluación concluyó que los objetos no eran tecnología estadounidense secreta y que "actualmente carecemos de datos que indiquen que cualquier señal de estas sea parte de un programa de recolección extranjero o que indique un avance tecnológico importante por parte de un adversario potencial".

La audiencia, programada para el próximo martes, tiene como objetivo centrarse en el trabajo de un grupo dentro del Pentágono que está dando seguimiento a las cuestiones de seguridad nacional y seguridad de vuelo planteadas en el informe.

“Dado que esta es un área de alto interés público, cualquier secreto indebido puede servir como un obstáculo para resolver el misterio, o podría impedirnos encontrar soluciones a posibles vulnerabilidades”, dijo el representante André Carson, demócrata de Indiana y presidente de la subcomité de contraterrorismo, contrainteligencia y contraproliferación del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, que está celebrando la audiencia. “Esta audiencia se trata de examinar los pasos que el Pentágono puede tomar para reducir el estigma que rodea a los informes de los pilotos militares y de los pilotos civiles”.

Los testigos programados incluyen a Ronald S. Moultrie, subsecretario de Defensa para Inteligencia y Seguridad, y Scott W. Bray, subdirector de Inteligencia Naval.

“El Gobierno Federal y la comunidad de inteligencia tienen un papel fundamental que desempeñar en la contextualización y el análisis de los informes”, dijo el representante Adam B. Schiff, demócrata de California y presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara. Dijo que el propósito de la audiencia era iluminar “uno de los grandes misterios de nuestro tiempo y romper el ciclo de excesivo secreto y especulación con verdad y transparencia”.

El informe entregado al Congreso en junio pasado fue realizado por la comunidad de inteligencia junto con la Fuerza de Tarea de Fenómenos Aéreos No Identificados del Pentágono, que el Pentágono reemplazó en noviembre con una nueva oficina, el Grupo de Sincronización de Gestión e Identificación de Objetos Aerotransportados. El trabajo del grupo es "detectar, identificar y atribuir objetos de interés en el espacio aéreo de uso especial y evaluar y mitigar cualquier amenaza asociada a la seguridad del vuelo y la seguridad nacional".

El Sr. Moultrie supervisa ese nuevo grupo, que será el foco de las próximas audiencias.

En diciembre pasado, la senadora Kirsten Gillibrand, demócrata de Nueva York, y el representante Rubén Gallego, demócrata de Arizona, lograron con apoyo bipartidista insertar una enmienda en la Ley de Autorización de Defensa Nacional anual que ordena que el Pentágono trabaje con la comunidad de Inteligencia en el tema y hacer informes públicos sobre sus hallazgos. La enmienda amplió el alcance de la investigación más allá de lo que ya estaba realizando el grupo del Pentágono.

Primera audiencia en 50 años

El Congreso no ha celebrado audiencias abiertas sobre OVNIS desde que la Fuerza Aérea cerró una investigación pública conocida como Proyecto Libro Azul a principios de 1970.

En 1966, Gerald R. Ford, entonces líder de la minoría republicana de la Cámara de Representantes de Michigan, organizó una audiencia en respuesta a los informes de OVNIS de más de 40 personas, incluidos 12 policías. La Fuerza Aérea los explicó como "gas de pantano", que Ford dijo que era "frívolo".

“Creo que el pueblo estadounidense tiene derecho a una explicación más completa que la que le ha dado la Fuerza Aérea hasta la fecha”, dijo Ford en una carta a dos comités de la Cámara el 28 de marzo de 1966. Funcionarios de la Fuerza Aérea testificaron sobre los avistamientos.

Dos años más tarde, el Congreso celebró una segunda audiencia en la que científicos ajenos a la Fuerza Aérea presentaron documentos sobre sus propios estudios del fenómeno y pidieron que se siguieran estudiando los objetos voladores no identificados.

La Fuerza Aérea concluyó en 1969 que ningún U.F.O. alguna vez había amenazado la seguridad nacional; que los objetos no mostraban tecnología más allá de lo que era el conocimiento actual; y que no había evidencia que indicara que los objetos eran extraterrestres. La Fuerza Aérea concluyó que no se justificaba más investigación.

En los últimos años, los informes de inteligencia y las declaraciones de los funcionarios han citado preocupaciones sobre una amenaza a la seguridad nacional de los OVNIS a través de tecnología avanzada insinuada por informes de pilotos de, por ejemplo, vehículos que viajan a velocidades extremas sin medios visibles de propulsión. Los funcionarios han expresado dudas de que puedan estar vinculados a adversarios conocidos.

“Me he reído un poco, pero es algo que me apasiona y creo que puedo soportar el calor”, dijo Carson. “Esto puede ser precisamente lo que une a demócratas y republicanos, al menos durante una hora o dos”.

Dejá tu comentario