Áñez acusó ante la ONU al Gobierno argentino de "acoso sistemático y abusivo" contra Bolivia

Mundo

La presidenta de facto dedicó parte de su discurso a atacar al "gobierno kirchnerista". Lo denunció por "conspirar" junto a Evo Morales. Cancillería respondió.

La presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, acusó este miércoles al Gobierno argentino ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de ejercer un "acoso sistemático y abusivo contra las instituciones y los valores republicanos en Bolivia".

En su discurso de apertura ante la 75 Asamblea de la ONU, Áñez tuvo duras palabras contra el populismo y el "caudillismo", y cargó las tintas con especial énfasis en la Argentina, donde se encuentra exiliado el derrocado mandatario boliviano, Evo Morales.

"No quiero terminar este discurso sin denunciar ante el mundo el acoso sistemático y abusivo que ejerce desde Argentina el gobierno kirchnerista contra las instituciones y los valores republicanos en Bolivia. No tenemos nada contra el noble pueblo argentino", lanzó la funcionaria.

En este sentido, Áñez dijo que "valora y quiere a la Argentina como se quiere a un hermano" y añadió: "No tenemos nada contra el peronismo, que valoramos como una tradición política, la tradición nacional-popular, impulsora de enormes logros en la modernización social de Argentina".

ONU | 75 años. Bolivia. La presidente Jeanine Áñez Chávez diserta en la Asamblea General.

Luego, la presidenta de facto trazó paralelismos entre el peronismo y la revolución boliviana de 1952, a la que encuadró dentro de la "tradición nacional-popular del país", y remarcó el carácter de "casta populista" del gobierno de Alberto Fernández, mientras que también fustigó a Cuba.

"¿Cuál es la autoridad que tiene el gobierno argentino para hacer de la intromisión la clave de su política exterior hacia Bolivia y cuál es la autoridad que tiene para amparar una conspiración violenta de Evo Morales contra la democracia boliviana desde suelo argentino?", se preguntó.

Las duras palabras de Áñez llegan luego de que renunciara a su candidatura presidencial para las elecciones del próximo 18 de octubre, en busca de fortalecer las posibilidades de otras figuras ante el crecimiento en las encuestas de Luis Arce, el candidato del MAS, partido de Evo Morales, y favorito a ganar los comicios.

Rápida de reflejos, la Cancillería Argentina emitió un breve y punzante comunicado en el que afirma: "Esperamos pueda concentrar su energía en la realización de las elecciones presidenciales libres y transparentes del próximo 18 de octubre".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario